De 1967 a 2019. De los Beatles a Matilda Blue, pasando por The Wedding Present, Oasis, Ignacio Copani y Vulfpeck, entre otras. Las hay más famosas que otras. Algunas especialmente estéticas, otras más discretas. Pero todas comparten un denominador común: de forma más o menos explícita, incluyen un guiño futbolístico en su composición. A diferencia de Elton John, Rod Stewart o Andrés Calamaro, que no precisaron de una portada para manifestar su pasión por el fútbol, estos 12 sí lo hicieron, erigiéndose como testimonios del poder inspirador del fútbol en el artwork musical.

1. Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band, The Beatles (1967)

Si Paul McCartney tuviera que elegir a un club, este sería el Everton. John Lennon, George Harrison y Ringo Starr nunca fueron unos fanáticos del fútbol. Poca fiebre balompédica entre los Beatles, raro para ser ingleses. Sin embargo, entre las 70 célebres personalidades que aparecen en el Sgt. Peppers, los ‘Fab Four’ decidieron incluir a un futbolista: Albert Stubbins, delantero del Liverpool entre 1946 y 1953. Se encuentra en el lado derecho de la mítica portada, justo entre H.C. Westermann y Lahiri Mahasaya, a petición de John Lennon, que lo incorporó en homenaje a su padre, hincha de los ‘reds‘.

2. Walls And Bridges, John Lennon (1974)

Desde 1974, el fútbol chileno puede vanagloriarse de tener representado a uno de sus mayores ídolos en un disco de John Lennon. Se trata de Jorge Robledo, autor del gol que hizo ganar al Newcastle su quinta FA Cup. El pequeño John quedó tan impactado del cabezazo del ‘Gringo’ que decidió inmortalizarlo en un dibujo. En él también aparecen ‘Wor Jackie’, legendario goleador de las ‘urracas’ y, por parte del Arsenal, el guardameta George Swindin y el defensor Willy Barnes. Lennon, a sus 34 años, resucitó el garabato con motivo de la portada de su álbum Walls And Bridges.

3. Best Of Family, Family (1974)

Los rockeros Family se acostumbraron a vivir al margen de la fama. Es más, estaban orgullosos de su pequeño -y rabioso- público. Precisamente algo parecido al club de su ciudad, el Leicester City. Puede que de esa sincronía de identidades naciera la portada del álbum recopilatorio de la banda. El dibujo muestra a sus integrantes jugando al fútbol en el viejo Filbert Street, estadio de los ‘foxes‘ entre 1891 y 2002. El cantante, Roger Chapman, a un metro del arquero, parece fallar una ocasión clarísima de gol; nada que ver con el acierto del vocalista en los escenarios.

4. De Gregori, Francesco De Gregori (1978)

El romano Francesco De Gregori, además de ser uno de los mayores exponentes de la canzone italiana, es un gran amante del fútbol. Tanto es así que la Asociación Italiana de Entrenadores de Fútbol (AIAC) le concedió el premio Football Leader por La leva calcistica della classe ‘68, un tema que escribió en referencia a un niño que aprende, a través del fútbol, el significado del éxito y el fracaso. Antes del galardón, el cantautor ya dio pistas de su segunda gran afición; en la portada de De Gregori, su sexta entrega, aparece golpeando el balón en un prado. Buena zurda se le adivina.

5. George Best, The Wedding Present (1987)

Llamar George Best a tu disco debut no solamente habla de tu atadura al mundo del fútbol, también de tu actitud excesiva, punky, jangle. Los miembros de The Wedding Present, listos, aprovecharon la imagen del icono norirlandés para autodefinirse en una escena, la del rock alternativo de finales de los 80, en la que ganaba siempre el más irreverente. La banda tuvo que pedir permiso al futbolista para usar su nombre como título del álbum. ‘El quinto beatle’ no solamente estuvo encantado con la idea, sino que decidió aparecer en las fotografías de promoción del disco.

6. Definitely Maybe, Oasis (1994)

Los hermanos Gallagher, fanáticos del Manchester City, permitieron a Paul Arthurs, guitarrista de la banda, incluir una fotografía de George Best en el famoso set de Definitely Maybe. La casa era de Paul, fan del United, todo hay que decirlo. Sin embargo, Noel y Liam no pusieron pegas al asunto. Así de poderosa era la figura del mito ‘red devil‘, capaz de persuadir a sus peores enemigos. La cosa no iba a quedar así, debieron pensar los Gallagher, con lo que añadieron una estampa de Rodney Marsh, delantero ‘sky blue‘ de la década de los 70, a los pies de la chimenea. Empate técnico.

7. Contragolpe, Ignacio Copani (1997)

En 2009, River Plate fundó una filial en San Clemente del Tuyú con el nombre del cantautor Ignacio Copani. Puede que sea la única escuela de fútbol de la historia que lleve el nombre de alguien que jamás estuvo vinculado al deporte. Lejos de los estadios, el ‘Juglar’ se ganó ese privilegio en los escenarios. De su álbum Rivertidísimo (1997) nació el himno oficial del club: El Más Grande. No obstante, la primera de sus revelaciones futbolísticas fue la portada de Contragolpe. El título alude al juego y, la imagen, a la selección albiceleste. Por si fuera poco, la canción introductoria del álbum se titula Dame Fútbol.

8. Sintiendo el odio, Last Warning (2000)

Los valencianos Last Warning acudieron a la violencia del fútbol para expresar, de forma inmejorable, el título de su segundo álbum: Sintiendo el odio. La imagen de un futbolista sufriendo un sándwich de patadas en los morros quedaba íntimamente ligada al género de la banda, el punk más agresivo. Ellos mismos cuentan que, en la búsqueda de algo impactante, el batería, Agustín Tormos, encontró la fotografía en una enciclopedia de fútbol. Puede que fuera en una biblioteca local, pues el escudo que defiende el protagonista de la instantánea es el del Valencia CF.

9. Embolando no Futebol, Caju & Castanha (2005)

En Brasil, el fútbol y la música -las dos grandes pasiones del país- son capaces de convivir en perfecta simbiosis. Pueden mezclarse hasta crear obras artísticas como esta de Caju & Castanha, un dúo que, a través del tradicional género de la embolada, explora las rivalidades que existen en el Campeonato Brasileño; Flamengo y Fluminense, Corinthians y São Paulo, Vitória y Bahía, Fortaleza y Ceará, etc. En la portada, Ricardo y José aparecen sentados en la grada del Estadio Morumbi, sede del São Paulo FC. A sus espaldas, una dupla que lo explica todo: la pandereta y el balón.

10. The Beautiful Game, Vulfpeck (2016)

Jack Stratton, multiinstrumentista de los estadounidenses Vulfpeck, pensó que necesitaría mucho espacio para bailar el enérgico The Beautiful Game, el segundo disco de la banda funky que lidera. Nada mejor que un campo de soccer; 100 x 50 metros para mover el esqueleto al ritmo de temazos como Dean Town, Conscious Club o Cory Wong. El balón que golpea en la foto no existe, es invisible. Porque en un campo de fútbol también se puede bailar sin la pelota. La fotografía fue tomada en el estadio Jack Kemp de Los Angeles, Campus del OXY Occidental College.

11. El gol de l’any, Ismael Clark (2017)

El cantautor catalán Ismael Clark encontró en el fútbol la mejor manera de expresar su estado de ánimo. La emoción y el júbilo de un gol -el gol del año- le sirvieron como metáfora de la felicidad, ese momento que refleja, como ningún otro, la celebración de la vida junto a nuestros seres queridos. Para dar forma al concepto global del álbum, la ilustradora Marta Guijarro incluyó en la portada, a petición del músico, el famoso vuelo de Johan Cruyff. Además, la canción que lleva el nombre del disco concluye con la narración del gol de Leo Messi al Getafe. Épico.

12. De ayer ya hace tiempo, Matilda Blue (2019)

El chico que golpea el cuero es Ernest Armengol, ex cantante de Sol Lagarto y Lax n Busto, actual líder de Matilda Blue. La foto la tomó su padre cuando el músico tenía poco más de seis años. Ninguno de los dos hubiera imaginado que aquel momento quedaría capturado en la portada de un disco, y mucho menos que éste iba a firmarlo el pequeño Ernest. La obra contiene once temas que hablan del amor, la amistad y el fútbol; “cuando las cosas van mal aparece el fútbol, todo el mundo se para y, de repente, parece que todo va bien”, asegura Ernest, un tipo que necesita el balón para matar las penas.

 


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Puedes conseguir el último número en nuestra tienda online.