PUBLICIDAD

Los álbumes de cromos, un viaje a la infancia

Nada es comparable a cómo vivíamos las Eurocopas cuando éramos pequeños. Una aventura que empezaba mucho antes que el torneo, cuando abrías el primer sobre del verano

cromos

Es tan sencillo volver a esas tardes de verano que a veces parece como si la vida hubiera dejado de avanzar desde entonces. Recuerdas con exactitud incluso cómo sonaba la puerta de casa al abrirse. Tu padre regresaba de la calle con la compra en las manos y, lo más importante, unos sobres para ti resguardados en el bolsillo del pantalón. Cogías el álbum de la estantería de tu habitación, tomabas asiento en la mesa del salón y rompías ese envoltorio de papel con la ilusión de quién sabe que lo mejor puede ocurrir todavía.

El fútbol, en esa época, no eran solo los partidos que jugabas en la plaza o que veías por la tele. El fútbol, sobre todo, eran esos minutos de vacaciones que pasabas pegando cada cromo a su recuadro correspondiente con la delicadeza y la concentración de un cirujano.

La Copa del Mundo o la Eurocopa son torneos que nos han dejado instantes futbolísticos para el recuerdo. Pero no es exagerado decir que, cuando todavía eras pequeño, lo que más disfrutabas no era el campeonato en sí, sino lo que sucedía antes de que este comenzara.

 

El fútbol, sobre todo, eran esos minutos de vacaciones que pasabas pegando cada cromo a su recuadro correspondiente con la delicadeza y la concentración de un cirujano

 

En muchas casas, la Euro que arrancará en unas semanas en Alemania ya se está disputando. Concretamente, empezó a hacerlo desde el momento en el que el primer sobre cruzó el umbral y fue abierto como si de un regalo navideño se tratara.

Todas estas imágenes y emociones vuelven a iluminarse en nuestras cabezas cuando vemos a niñas y a niños tocar por primera vez el álbum de un torneo. Como ha ocurrido estos últimos días en Madrid con 6.000 de ellos, que recibieron de parte de la editora de coleccionables TOPPS, del grupo FANATICS, sus álbumes oficiales de la UEFA Euro 2024. Los repartió un bus de la compañía por toda la ciudad. Además, Topps, que ya ha lanzado sus colecciones de cartas y cromos para la nueva edición del certamen de selecciones, organizó este sábado en el Centro Comercial X-Madrid una jornada con partidos, exhibiciones de freestyle, entregas de regalos y otras actividades deportivas para celebrar el anuncio.

Quién pudiera regresar a la infancia para estar de nuevo delante de unos de esos álbumes, mientras la tarde avanza y tú esperas a que aparezca tu padre con ese cromo del lateral derecho de Italia, el mediocentro de Eslovenia o el delantero de Turquía que te permitirá cubrir el último hueco de la página. Quién pudiera regresar a la niñez, aunque solo fuera una vez, para volver a disfrutar así de una Eurocopa en verano.