Cuenta la leyenda que el 5 de mayo de 1997, y tras unos minutos ya por la ciudad, Bobby Robson (técnico por aquel entonces del FC Barcelona) preguntó extrañado en el autobús al que sabía: “¿Cuándo llegamos?”. La respuesta fue escueta: “Ya estamos en Almendralejo, míster”. Poco después, el autocar entró por la calle Colombia y aparcó en mitad de la calle. El CF Extremadura vivía su primera (de dos) experiencia en Primera División. Yosu Ortuondo, Mono Montoya, Pedro José, Ito, Cuqui Silvani, Duré o Quique Estebaranz. Esos recuerdos acumulan polvo en el cajón de cosas viejas junto al álbum de cromos de Panini, el Dinámico y cuadernos llenos de resultados, jugadores y sueños con el fútbol como hilo conductor.

El CF Extremadura cayó en una grave crisis económica, deportiva e institucional y en junio de 2007 descendió a Tercera deportivamente, pero fue sancionado con un descenso administrativo para terminar en la Regional Preferente. Ese verano, Manuel Franganillo (actual presidente del Extremadura UD) y otros empresarios de la zona, todos ellos aficionados al equipo de su ciudad, decidieron emprender la aventura de fundar un nuevo club. Distinto nombre, mismos sentimientos y con el único propósito de deshacerse de la losa que pesaba sobre el CF Extremadura tras tantos años de mala gestión.

En una progresión meteórica, el Extremadura UD encadenó tres ascensos seguidos (de Primera Regional a Regional Preferente, de Regional Preferente a Tercera y de Tercera a Segunda B). En el año de Regional Preferente, el bebé Extremadura UD se midió a un enfermo CF Extremadura que vio como el chico joven ascendía de categoría y él vivía su última temporada en el fútbol.

Partido2

Fotografía de Alberto Lorite

La primera experiencia en Segunda B fue un visto y no visto. Y entonces aparecieron los años duros en Tercera. Cuatro fases de ascenso en el último lustro y hasta el pasado curso no llegó la vuelta a Segunda B. El presidente Franganillo sabía que las cosas debían cambiar. En septiembre cogió carretera y manta y recorrió toda España en busca de un inversor. La entidad adeudaba una mensualidad y media a los jugadores, el equipo terminó la primera vuelta con ¡14 puntos en 19 jornadas! y el futuro era negro.

El 21 de diciembre se rubricó la llegada del grupo Coinsa (empresa gallega de piensos) en el club. Ante todo desembarco de capital y personal ajeno a la ciudad, el escepticismo era la nota predominante. Pero los nuevos aliados del proyecto respondieron con actos. En menos de un mes han llegado cinco fichajes (Toni Doblas como reclamo de todos), un nuevo técnico (Juan Sabas), se han mejorado las antiguas instalaciones del club y costearon tres autobuses para el debut del ‘nuevo’ Extremadura en Villanueva de la Serena. Además, en lo deportivo, cuatro puntos de seis que sumar a los escasos 14 cosechados en la primera vuelta para que el equipo sea 18º a cuatro puntos de la promoción por la permanencia y a cinco de la salvación. Como dice el recién adquirido lema del club, un reto #SoloParaValientes.

MANUEL FRANGANILLO, PRESIDENTE DEL EXTREMADURA UD

Almendralejo es una ciudad futbolera. Tras los movimientos de Coinsa, alrededor de 250 personas sacaron su abono durante el parón invernal. Además, en el 4-0 ante el Jumilla (5º clasificado y que claudicó en el Francisco de la Hera el domingo) la entrada rozó los 2.500 espectadores, cuando el aforo habitual era de unos 1.500. La puesta de largo del nuevo proyecto en casa lo merecía. Fue la segunda victoria como local del Extremadura esta temporada, la afición despidió al equipo al descanso (1-0) en pie y con una sonora ovación y por momentos el domingo volvió a tener sentido para los seguidores azulgranas.

Juan Soria es un tipo pasional. Andaluz, el responsable del Área Social, Marketing y Recursos de Coinsa es una de los que ha fijado en Almendralejo su lugar de residencia. La tarde del sábado (previa al duelo ante el Jumilla), Juan va de un lado para otro, no para de revisar cada rincón del Francisco de la Hera, pero siempre va junto a su inseparable abrigo del Extremadura UD. El partido lo vivió con nervios, desconozco si aguantó más allá del 1-0 o prefirió dar una vuelta para intentar que el minutero fuese más deprisa. El tiempo juzgará el éxito o el fracaso de la alianza entre Almendralejo y Coinsa, pero Juan Soria ejemplifica el intento de hacer las cosas bien por parte del nuevo músculo financiero.

JUAN SORIA, RESPONSABLE DE MARKETING DEL GRUPO COINSA

Con miles de kilómetros recorridos, Toni Doblas (36 años) quería pasar un mes de diciembre tranquilo tras concluir su aventura en la Liga India con el Delhi Dynamos (alcanzó las semifinales), pero tras apenas unos días en España llegó la llamada del Extremadura. Un tipo que ha estado en Azerbaiyán, Finlandia o la India no tembló ante la posibilidad de jugar cerca de casa y en un terreno de juego con solera. El Extremadura anunció su contratación el 28 de diciembre, la primera respuesta al tweet fue “Inocente?”, pero el club zanjó cualquier atisbo de duda: “con ciertas cosas no se juega. El viernes será la presentación oficial”. Doblas ya tiene casa en Almendralejo, ya le han parado varias veces por las calles de la ciudad y en su presentación dejó bien claro el objetivo: “Necesitamos ocho victorias”. En el momento de la entrevista con Panenka, el Extremadura aún no había derrota al Jumilla, así que el sevillano ya puede poner un palito a cifra mágica para alcanzar la salvación.

Doblas

Fotografía de Alberto Lorite

Doblas (llegó el 28), Juan Sabas (el 29) y dos fichajes más (Richard Boateng, un pulmón que va sobrado en la categoría, y Walter Fernández, extremo) ya debutaron en campo del Villanovense (4º) el 8 de enero. Empate a cero, buenas sensaciones de equipo compacto y con cerca de 200 aficionados del Extremadura acompañando en el desplazamiento. Ante el Jumilla también fueron de la partida las otras dos incorporaciones (anunciadas tras el 0-0), el central Alejandro Zamora y el polivalente Josu Currais (jugó de lateral izquierdo). La maquinaria para viajar a La Línea de la Concepción para medirse a la Real Balompédica Linense ya está en marcha y el momento del club es el mejor en lo que va de temporada.

TONI DOBLAS, NUEVO PORTERO DEL EQUIPO

Para Juan Sabas también está siendo todo nuevo. Como jugador estuvo nueve temporadas en Primera, pero la nueva vida de primer entrenador le ha brindado su primera experiencia en un banquillo de Segunda B tras crecer a la sombra de Abel Resino en muchos equipos. Tranquilo y muy cauto, Sabas observa el Barcelona – Las Palmas antes de hablar con Panenka. Sus ojos están sobre el verde del Camp Nou, pero de su boca la palabra más repetida es “Jumilla”. Vídeos, esquemas de juego y situaciones de partido acompañan a Sabas en su trayecto de escasos metros entre el Francisco de la Hera y el hotel en el que está viviendo a la espera de terminar unos retoques en su nuevo domicilio.

JUAN SABAS, ENTRENADOR DEL EXTREMADURA UD

Los fichajes de relumbrón también tienen sus consecuencias. Carlos Saavedra y Juanjo Pereira, capitanes del club, han sido algunos de los que han recibido la baja. El delantero Willy estrenó ante el Jumilla el brazalete de capitán. Los rumores dicen que llegarán uno o dos atacantes, pero Willy, un chico de 27 años de Torremejía (a poco más de 10 kilómetros de Almendralejo), mostró sus cartas con un doblete y dos asistencias en el 4-0 al Jumilla. Con tres goles en 17 partidos en el Grupo IV hasta dicho doblete, el autor de 30 dianas en la 2015/16 para ser el guía del ascenso se desquitó con tanta elegancia como cuando sufrió un calambre en plena entrevista. Ni eso borró su sonrisa tras meses de mucho trabajo y sufrimiento.

WILLY, DELANTERO DEL EXTREMADURA

Estar en los alrededores del Francisco de la Hera, ver el partido desde la misma posición que se construyó para que Carlos Martínez y Michael Robinson pudieran realizar las retransmisiones de Canal+ o ver fotos de los tiempos dorados motivan ser optimista con un proyecto que tendrá como jueces el tiempo, los actos y los resultados.

Dos niños apuran los instantes previos a tener que irse a comer con sus padres. Gritan y saltan de emoción con cada jugador del Extremadura que asoma por la puerta del vestuario. “¡Yo creo que el próximo será Doblas!”. “¡No! Seguro que Willy”, responde el otro. Sirve para describir gráficamente qué es para mí el FÚTBOL.

Escudo

Fotografía de Santi Retortillo