El gran Eduardo Galeano dijo que ‘Los niños no tienen la finalidad de la victoria, quieren apenas divertirse. Por eso, cuando surgen excepciones, como Messi y Neymar, entonces ellos son para mí unos verdaderos milagros’. Ciertamente, en un sector tan súper profesionalizado y sujeto a intereses económicos y empresariales, es difícil ver los rostros destensionados de los futbolistas, jugando solo por el placer de jugar. Por eso, tenía razón Galeano admirando casos como los de la dupla barcelonista o los de otros (pocos) futbolistas a los que se les intuye ese esparcimiento en el terreno de juego. Una alegría que, en cambio, siempre encontramos en los ojos de un niño cuando corre detrás del balón.

Además de un divertimento, los padres saben que la práctica de este deporte en la infancia aporta también evidentes ventajas físicas para sus hijos. Aumenta la potencia muscular y las capacidades pulmonares. Estimula la coordinación motora, los niños controlan mejor su cuerpo y ganan en equilibrio, fuerza y técnicas posturales. Además ayuda a fortalecer los huesos, a oxigenar la sangre y a mejorar la capacidad cardiovascular. También enriquece la visión periférica: los niños aprenden a prestar su atención no sólo en lo que tienen delante, sino también en lo que ocurre a su alrededor.

escuela-de-fin-de-semana-3101
Pero, el fútbol, tanto o más que un juego, es una herramienta socializadora y de aprendizaje. Todo padre debe conocer también las ventajas psicológicas que aporta el fútbol a los niños. Los chavales adquieren valores: les potencia el espíritu de superación y sacrificio, genera autoestima, les aporta disciplina, capacidad de trabajar en grupo y de esforzarse. Desarrollan capacidades emocionales: potencian su capacidad lógica para pensar en la jugada más adecuada. Y aprenden a perder y a tolerar la frustración.

Todo padre debe conocer las ventajas psicológicas que aporta el fútbol a los niños. Adquieren valores y aprenden a perder y a tolerar la frustación

En esta vertiente educativa es en la que focaliza sus esfuerzos la empresa Kampoos, cuya labor consiste en ofrecer las mejores estancias para niños y jóvenes: se trata de un marketplace online en el que los organizadores añaden su oferta y los padres que buscan una actividad de calidad para sus hijos hacen su reserva en Kampoos, con la finalidad de seguir educando a sus hijos en sus vacaciones, a través del balón. Destaca la oferta de campus oficiales organizados por el FC Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, Liverpool o Chelsea. Todos ellos promovidos para que los niños convivan durante una o varias semanas en un intensivo que aúna metodología y práctica futbolística, convivencia, aprendizaje y diversión.

escuela-de-fin-de-semana-3105Hay algunas propuestas cuyos alicientes educativos son prácticamente imperdibles. Es el caso, por ejemplo, de los campus organizados por la Fundación del Real Madrid con inglés, en los que además de encontrar un conjunto de actividades que potencian el aprendizaje comentado, ofrecen también la posibilidad de perfeccionar el inglés: Desarrollo físico, emocional y humano y aprendizaje de la lengua más importante para sus futuros. ¿Qué más puedes pedir para tu hijo?