*Esta lista está extraída del #Panenka71, un número que puedes conseguir aquí.


1. Neil Ruddock

Cuando el Palace fichó al fornido central, Redknapp les recomendó añadir una cláusula para controlarle el peso. Si superaba los 99,8 kg le bajarían el sueldo un 10%. En dos temporadas reventó la báscula ocho veces y se marchó al Swindon antes de tener que pagar por jugar.

2. Bobby Gould

Sam Hammam, propietario del Wimbledon de la Crazy Gang, incluyó una cláusula en el contrato del entrenador por la que podía modificar cualquier alineación 45 minutos antes de los partidos. Nunca la usó. Cualquiera le decía a Vinnie Jones que saltaba del once…

3. Stephan Schwarz

Al negociar su fichaje, el Sunderland se enteró de que uno de sus agentes tenía plaza en el primer viaje comercial al espacio. Temerosos de que el futbolista se hiciera el sueco y quisiera acompañarle, se lo prohibieron por contrato. Estrellas…

4. Rafael van der Vaart

Aficionado a las botas de colores, Football Leaks filtró que su acuerdo con el Real Betis le prohibía llevarlas rojas, del color del eterno rival. De todas formas, los botines del holandés fueron un visto y no visto en el Villamarín.

5. Dennis Bergkamp

Con fobia a los aviones, en el Arsenal tenía por contrato hacer los desplazamientos por cualquier medio que no fuera aéreo, llegando a comerse viajes de más de 1500 kilómetros en coche. Desde luego, Dennis no era ‘el holandés volador’.

6. Mario Balotelli

Según reveló Football Leaks, el Liverpool ató en corto al bad boy italiano asegurándole un bonus de un millón de libras si no era expulsado más de tres veces. En su único año en Anfield no se saltó ni un semáforo en red.

7. Daniel Passarella

El DT argentino se negó a llevar a la Albiceleste a quien no estuviese dispuesto a cortarse la melena. Fernando Redondo no pasó ni por el aro ni por el barbero, y tuvo que ver el Mundial desde casa.

8. Ian Holloway

Durante su etapa en el Blackpool cobraba por contrato un porcentaje de cada traspaso. El técnico lo tenía claro: “Si veo potencial en un jugador y lo revalorizo para el club merezco una parte”. Ni un pelo de tonto.

9. Giuseppe Reina

En el Arminia Bielefeld exigió recibir una casa nueva cada temporada. Cuenta la leyenda que al no especificar tamaño el club se las entregó hechas con Lego. Menudos piezas.

10. Rolf-Christel Guié-Mien

Uno de los requisitos del congoleño al char por el Eintracht fue que el club le pagara a su esposa un curso de cocina alemana. El frankfurt debió ser el ingrediente estrella.