El mundo de las apuestas está íntimamente ligado al fútbol. Actuando conjuntamente, han dejado historias increíbles y sorprendentes que se pueden conocer en el blog de la casa de apuestas Marathonbet.

El campeón de la Premier League más inesperado

Entre las apuestas de fútbol imposibles, hay una muy reciente. Está relacionada con uno de los mayores logros en la historia reciente del fútbol, protagonizado por el Leicester en 2016. Este humilde club inglés conquistó la Premier League contra todo pronóstico, convirtiendo este triunfo en una de las grandes sorpresas del siglo actual. En una época dominada por clubes con presupuestos millonarios, el Leicester de Ranieri superó a todos sus rivales y aguantó el mano a mano definitivo con el Tottenham para lograr la primera Premier de su historia. Este éxito lo visionó un aficionado del equipo ‘fox’ en el mes de octubre, cuando se habían disputado dos meses de competición. Decidió apostar 100 libras a que el Leicester sería campeón. Se pagaba, en ese momento, a 2.000 libras por cada una jugada. A medida que iban pasando los meses, esta cuota fue bajando y lo imposible empezaba a ser muy posible. El apostante, que decidió mantener su anonimato, superó la tentación de la casa de apuestas, que le ofrecía una importante cantidad por cerrar la apuesta; y logró ganar 200.000 libras cuando el Chelsea superó al Tottenham en Stamford Bridge y el Leicester era matemáticamente campeón de Inglaterra.

La mayor cuota de apuestas de la historia

Si hablamos de apuestas increíbles hay que recordar la historia de un ciudadano británico que en 2001 multiplicó treinta peniques por 1,666 millones de libras. Es la cuota que se le quedó después de apostar, de forma combinada, al campeón de la Champions League, que fue el Bayern de Múnich, los ganadores de las cinco primeras ligas inglesas, las tres principales de Escocia y dos campeones británicos de rugby y cricket. Tras acertar todos los resultados de las competiciones domésticas, le quedaba la final entre Bayern y Valencia. No pudo haber más emoción para este ciudadano anónimo, que tuvo que esperar a la tanda de penaltis para conocer si se hacía de oro. El penalti fallado por Pellegrino le dio medio millón de libras. Es la mayor cuota acertada que se conoce en la historia de las casas de apuestas.

Una apuesta que se olvidó

Para apuestas de fútbol imposibles está la que realizó un hombre natural de Cambridge en la que era su primera experiencia en el mundo de las bookiesDecidió poner una libra a una serie de resultados al azar hasta alcanzar una cuota de 170.000. Podría decirse que acertó sin querer; ya que él olvidó la apuesta y no sabía que había ganado esa cantidad de dinero hasta que entró en su cuenta bancaria. Casualidad o acierto; al igual que la apuesta loca que realizó un hombre en 2011. Combinó nueve resultados para fijar una cuota de 109.000 libras. Apostó 2,5. Entre los resultados que necesitaba, debían ganar Wolverhampton y Blackburn Rovers, mientras que necesitaba un empate entre FC Barcelona y Athletic en la vuelta de octavos de Copa. Éste parecía el más complicado. Empezó ganando el Barça con gol de Abidal y una diana de Fernando Llorente, a cinco minutos del final, permitió al apostante ingresar más de 270.000 libras.