Las lesiones no entienden de riquezas ni prestigio. Se presentan ante cualquier jugador sin previo aviso y obligan a que este se aleje de los terrenos de juego durante un tiempo. Los entrenadores, ante su aparición, modifican sus esquemas, adecuan sus tácticas y echan mano de los banquillos para evitar daños mayores en el devenir de la plantilla. Sin embargo, los clubes con mayor poder adquisitivo, o simplemente con mejor cantera, pueden afrontar estos contratiempos de una manera más efectiva. Los clubes modestos, por su parte, deben hacer auténticos malabarismos para poder seguir compitiendo y eso es, precisamente, lo que está haciendo el Matlock Town. Una curiosa peripecia que ha acabado con uno de los asistentes del entrenador dirigiendo el centro del campo.

Porque a perro flaco, todo son pulgas. En Matlock han visto como, en las últimas semanas, hasta trece jugadores caían lesionados. Lo que sería un gran problema para todos los clubes, era la cruda realidad de una plantilla que milita en la Northern Premier League (la sexta división inglesa). Para ello, los directivos del conjunto inglés tuvieron que buscar soluciones para completar una plantilla que estaba bajo mínimos. En ese momento apareció el nombre de Terry Fleming.

 

“Terry fue registrado como jugador del primer equipo y jugará cuando se le necesite”

 

A sus 45 años, Fleming ocupa el puesto de asistente del actual técnico, Dave Frecklington. Sin embargo, ante la crítica situación en la que se encuentra la plantilla ha sido inscrito como futbolista. “Terry fue registrado como jugador del primer equipo y jugará cuando se le necesite”, asegura James Griffiths, director de Social Media del Matlock Town, a Panenka. Así pues, Los Gladiadores, como se conoce al equipo, ya cuentan con un nuevo guerrero entre sus filas. En los terrenos de juego irá coincidiendo con Nathan Clarke, un joven futbolista de 16 años. En la localidad inglesa ya hacen hincapié en esas 29 ‘primaveras’ de diferencia que competirán en un mismo partido de fútbol.

Terry Fleming confió en su alargada experiencia para embarcarse en esta nueva aventura. Su debut en las canchas fue en el Coventry City, en 1991. Allí permaneció dos temporadas, hasta 1993, en las que apenas jugó 13 partidos. Tras pasar por el Northampton Town y el Preston North End, jugando un año en cada club, se asentó en el Lincoln City. Durante esta etapa llegó a competir en la segunda división del fútbol inglés, enfrentándose a equipos como el Manchester City, el Newcastle o el Swansea. Disputó 183 partidos en las cinco temporadas que jugó con los Imps y anotó ocho goles. Con el nuevo milenio, Terry se marchó en busca de nuevos retos y, tras una sesión en el Plymouth Argile, en 2001 se enroló en las filas del Cambridge United. Allí saltó al campo en 105 ocasiones, combinando la tercera y la cuarta división, y marcó cuatro goles. Tras salir del club en 2004, Fleming fue recalando en diferentes conjuntos ingleses. En 2008 volvió al Lincoln City para vivir su segunda etapa en la que combinó el papel de jugador con el de entrenador. Sin embargo, en 2016 y tras 25 años de carrera decidió colgar las botas. O eso pensaba entonces.

La andanza que comenzó esta misma temporada en la dirección deportiva del Matlock City, junto a Dave Frecklington y Chris Rawilson, le ha hecho desempolvar su calzado deportivo y volver a saltar al verde. “Al ver la cantidad de lesionados que teníamos, Terry se ofreció para jugar”, declara Griffiths desde Matlock. Su debut se produjo hace dos semanas, en el partido que disputaban ante el Basford United en la Integro Cup. Fleming salió de titular y disputó 69 minutos antes de ser sustituido. A pesar de su esfuerzo, el veterano futbolista no pudo evitar la derrota por 1-0.

No obstante, este fin de semana volvió a tener la ocasión de demostrar sus aptitudes ante el Nantwich Town. Se trataba de un partido complicado puesto que los rivales ocupaban la segunda plaza de la clasificación y tenían en mente reducir la diferencia de cinco puntos que mantenían con el líder, el Scarborough Athletic. Por otro lado, Los Gladiadores ocupaban la décimo tercera posición y andaban por la zona media de la tabla. La primera mitad en el feudo rival acabó con 1-0 para los locales. Sin embargo, en la segunda parte y con la salida del veterano futbolista al verde, el equipo dio la vuelta al marcador y venció con un contundente 1-4. Con el pitido final, el Matlock sumó su octavo partido consecutivo sin conocer la derrota en el campeonato doméstico y Fleming se convirtió en el futbolista más longevo en disputar un partido de la Northern Premier League. A pesar de no ser los favoritos para llevarse los tres puntos, el fútbol está lleno de imprevistos y sorpresas. Que se lo digan a Terry, que ha vuelto a vestirse de corto a los 45.