Amantes del fútbol de clubes o haters de los parones de selecciones, en los cuales me empiezo a incluir, podéis respirar y estar tranquilos: el clasificatorio para la Eurocopa de 2020 llega a su fin. Tan solo quedan dos jornadas que repartirán suerte, y billetes, a varios países que todavía tienen que terminar sus deberes. De momento Bélgica, Italia, Polonia, Rusia, España y Ucrania son las únicas selecciones que tienen confirmada su asistencia en la Eurocopa. No se prevén grandes sorpresas o eliminaciones llamativas, pero para muchas naciones podría ser histórica su presencia en la máxima competición europea de selecciones. Así están las cosas a dos jornadas para el final.

EL SUEÑO DE KOSOVO

¿Quién no desea ver a Kosovo en la próxima Eurocopa? Sería maravilloso. No lo tendrán fácil, ya que tienen que visitar la República Checa en un duelo que deben ganar como sea para depender de sí mismos. Además, en la última jornada reciben a una Inglaterra que ya está prácticamente clasificada pero que no irá hasta Kosovo para dejarse vencer. La historia dice que la República Checa se clasificará, ya que desde 1996 es de los pocos países que ha estado en todos los torneos.

LA CAMPEONA DE EUROPA SE LA JUEGA

Pese a ganar la última edición del torneo, Portugal no tiene asegurada su presencia. Siendo sinceros, sería toda una sorpresa que se quedaran fuera pese a tener a Serbia pisándoles los talones. Se miden a Lituania en casa y después visitan Luxemburgo. Serbia, por su parte, se enfrenta en la última jornada a una Ucrania ya clasificada. La clasificación ucraniana ha sido bestial, no han concedido una sola derrota en un grupo que tenía su peligro.

PAÍSES BAJOS Y ALEMANIA, A NO COMPLICARSE

Posiblemente los duelos más apasionantes que nos haya dejado este clasificatorio hayan sido los Países Bajos-Alemania. ¡Qué bonita la vuelta de esta rivalidad histórica! Aun así llegan a estos dos últimos partidos con los deberes por hacer. A decir verdad, Irlanda del Norte necesita un milagro para dejarlos fuera. ¿Lo positivo? Es que hay un Irlanda del Norte-Países Bajos en Belfast y después viajan a Alemania. Deben ganar ambos duelos si quieren continuar su buena dinámica, ya saben lo que es dar más de un susto.

EL GRUPO MÁS IGUALADO

Irlanda, Dinamarca y Suiza llegan a esos duelos finales con todo por hacer, tan solo un punto les separa. Todas las miradas apuntan al partido de Dublín que enfrentara a Irlanda y Dinamarca. De las tres selecciones, Suiza parece la que lo tiene más fácil. Reciben a Georgia y volarán a Gibraltar en la última jornada. Dinamarca visita Gibraltar antes de ir a Dublín y cuenta con una ventaja respecto a los irlandeses, ellos, al igual que Suiza, aún tienen dos partidos pendientes. Sería bonito que Dublín marcara el camino.

CROACIA Y UN BILLETE POR DAR

Aunque no esté clasificada, Croacia tan solo necesita un punto para acudir a la Euro. El otro billete se lo deberán repartir entre Eslovaquia, Hungría y Gales. Eslovaquia parte con ventaja ya que tiene dos partidos por delante, le saca dos puntos a Gales y además Hungría solo tiene un duelo pendiente. Los británicos lo tienen complicado, pese a su gran Eurocopa hace tres años están a un paso de quedarse fuera. El Gales-Hungría de la última jornada podría estar interesante dependiendo de qué resultados se den el sábado.

BUCAREST DECIDE

El Rumanía-Suecia lo puede decidir todo. Los suecos parten con un punto de ventaja y en la última jornada reciben a Islas Feroe. Lo de Rumanía puede ser una gesta terrible. Además de recibir a Suecia, a la cual tienen que ganar como sea, después viajan a Madrid para medirse a una España ya clasificada. Suecia y Rumanía se han rejuvenecido en los últimos tiempos y cuentan con futbolistas muy atractivos, de esos capaces de dar espectáculo en cualquier contexto. En los últimos dos años, tan solo España ha sido capaz de ganar en Rumanía.

TODO PRÁCTICAMENTE DECIDIDO

Polonia ha vuelto a realizar un clasificatorio brillante, con un Lewandowski a este nivel meten miedo a cualquiera. Los polacos tan solo han cedido una derrota. Austria está a un solo punto ante Macedonia de meterse en la Euro. Comenzaron mal, con dos derrotas, pero llevan 16 de los últimos 18 puntos. Reciben a Macedonia y después viajan a Letonia. Por si perdieran ambos duelos, algo complicado, ahí están igualadas a puntos Macedonia, Eslovenia e Israel.

LA CAMPEONA DEL MUNDO, A UN PASO

La situación de Turquía y Francia es idéntica, ambas con 19 puntos, le sacan cuatro a Islandia. Salvo milagro, es una pena pero los islandeses se quedarán fuera. Las derrotas ante Francia y Albania trastocaron todos sus planes. Sus opciones pasan por vencer en Turquía, algo que ya saben cómo se hace y esperar que sus rivales directos pierdan. La potencia de Francia en todas sus líneas y la renovada selección turca han sido demasiado rival para unos islandeses que pelearán hasta el último balón.

TODO EL PESCADO VENDIDO

Es el único grupo donde ya está todo cedido, les han sobrado dos jornadas. Bélgica y Rusia continúan con la dinámica del pasado Mundial, donde ambas hicieron un torneo magnífico. Si bien es cierto que su grupo era bastante flojo (Chipre, Escocia, Kazajistán y San Marino), le han sacado once y catorce puntos al tercer clasificado. Una pasada. ¿Qué aliciente queda? Un duelo entre Rusia y Bélgica, los rusos tendrán en la memoria el 3-1 que les metieron los belgas allá por el mes de marzo.

FINLANDIA QUIERE SER LEYENDA

Este grupo nos puede dejar una de las historias más bonitas del clasificatorio. Finlandia puede ser la 34ª selección que debuta en la Eurocopa, lo tienen al alcance de la mano. A dos partidos para el final, les vale con empatar ante Liechtenstein en casa, algo que deberían lograr con cierta comodidad. Cómo no se van a clasificar teniendo al jodido Teemu Pukki. Italia se ha paseado en este grupo, no han cedido ni un empate y apuntan a la fase final del torneo con notables sensaciones. Gloria eterna a esos dos empates que ha logrado Liechtenstein ante Grecia y Armenia.