Este artículo, firmado por Víctor Gómez, fue publicado originalmente en la web de Wanderers, socio digital de Panenka.


El 26 de octubre de 1863, al finalizar la reunión en la Free Mason’s Tavern, ninguno de los creadores de la ‘Football Association’ podría imaginar que la historia de la First Division (la antigua Premier League) comenzaría con The Invincibles, los invencibles, y que durante más de un siglo ningún otro equipo sería capaz de imitarles.

Veintiséis años después de aquella reunión, dieciocho años después de la primera F.A. Cup, en Inglaterra comenzó el primer campeonato oficial. Entre los doce clubes inscritos figura el Preston North End, que consiguió acabar los 22 partidos del calendario con un total de 18 victorias y 4 empates, gracias a 74 goles a favor y sólo 15 en contra. Un equipo de invencibles. Un apodo acertadísimo, ya que los jugadores del Preston en esa misma temporada 1888/89 levantaron también la F.A.Cup después de haber conseguido 5 victorias consecutivas y sin haber recibido ningún gol. El primer equipo imbatido de la historia del fútbol llegó desde el norte de Inglaterra, pero más que inglés sería más correcto definirlo como británico: en la final de la F.A. Cup ganada por un claro 3 a 0 frente al Wolverhampton saltaron al campo un galés (el portero Mills-Roberts), cuatro ingleses (entre ellos el capitán Dewhurst, autor del primo gol) y también seis escoceses (entre los que destacan Ross y Thomson, autores de los otros dos goles).

El fútbol tendrá que esperar 115 años para ver otro club inglés concluir el campeonato de máxima división inglesa sin conocer la derrota. Fue la temporada 2003/04 y en el norte de Londres el Arsenal FC de Arsène Wenger desempolvará el mito de los Invencibles. Dos temporadas antes los gunners ganaron el título sin perder nunca fuera de su estadio (las derrotas internas fueron tres). Por esta razón Wenger cree en la posibilidad de llegar a cerrar un campeonato sin una sola derrota. En ataque Henry, Pirès, Bergkamp y Ljungberg, mientras que en la zona defensiva Gilberto Silva, Soul Campbell y un portero en gracia como Lehmann serán las bases del Arsenal.

A parte de tener un gran equipo, para una empresa de estas características se requiere también de la ayuda de la diosa fortuna: en la sexta jornada, Van Nistelrooy manda un penalti al travesaño que significaría el 1 a 0 para los red devils en Manchester. Después de la tormenta llegó la calma, y gracias a nueve victorias consecutivas el Arsenal blinda el liderato. Los gunners levantaron el trofeo tras 26 victorias y 12 empates, con un total de 90 puntos (dejando al Chelsea a 11 puntos). El Arsenal sin embargo no iguala en todo a los invencibles del Preston ya que perdieron la semifinal de F.A. Cup contra el Liverpool.  Tras 49 partidos útiles consecutivos, los gunners se reencontrarán con la derrota, será en Old Trafford contra el Manchester United por 2 a 0 el 24 de octubre de 2004.

gun__1357902370_invincibles2004

Arsenal FC

Durante la historia de la Fist División y la Premier League, fueron varios los equipos que se quedaron a las puertas de repetir la hazaña del Preston North End: el Leeds United en la temporada 1968/69 y el Liverpool en la 1987/88 ganaron el campeonato con sólo dos derrotas (en 42 y 40 partidos respectivamente). Mientras que el Arsenal en el campeonato 1990/91 y el Chelsea en el 2004/05 acabaron con una sola derrota en su casillero tras 38 partidos.

El campeonato escocés, en cambio, ha dado al fútbol dos campeones imbatidos en el siglo XIX, cuando los partidos eran una veintena, después, ninguno. El Celtic de Glasgow en la temporada 1897/98 vence la Scottish League con un total de 15 victorias y 3 empates en los 18 partidos del calendario, pero perdieron con su eterno rival, el Rangers, en la final de la Scottish Cup. Con el más puro estilo Old Firm, las dos superpotencias escocesas se cambian los roles al año siguiente: 18 victorias en 18 partidos para el Glasgow Rangers en liga, victoria del Celtic en la Copa.

Una docena de veces el equipo campeón ha perdido solamente un partido en la temporada. La derrota más dolorosa del Celtic, fue el 21 de abril de 1971 en casa contra el Kilmarnockque impidió a los Celts de cerrar el campeonato de 1916/17 imbatidos (27 victorias, 10 empates y una derrota, 79 goles realizados, 17 recibidos). Esta derrota fue importante porque cerró la que todavía hoy es la mayor serie de partidos útiles consecutivos en un campeonato británico: 62, un record que comenzó el 13 de noviembre de 1915  y duró 17 meses, con 49 victorias y 13 empates.

Un equipo que merece ser nombrado es el Heart of Midlothian. En la temporada 1957/58, cerraron el campeonato escocés con 29 victorias, 4 empates y una sola derrota, realizaron 132 goles y recibieron únicamente 29 recibidos.

GW1024H690

Antes de dejar la Gran Bretaña, cabe recordar varios logros en el campeonato de Gales. El Barry Town concluyó en tres ocasiones la liga local como imbatido en las temporadas 1985/86 (23 victorias y 9 empates), 1988/89 (28 victorias y 4 empates) y 1996/97 (33 victorias y 5 empates, con 134 goles realizados).

Un salto a la isla de Irlanda para realizar un recorrido por los imbatibles de Irlanda del Norte. Han sido varios los campeones de la Irish League que han conseguido laurearse campeones sin una sola derrota. El primero será el Linfield en la temporada 1892/93, en un campeonato que constaba únicamente de 10 partidos, el equipo protestante de Belfast logró 8 victorias y 2 empates. En 1894/95, con un campeonato que constaba solamente de cuatro equipos (Linfield, Distillery, Glentoran y Cliftonville) de nuevo fue el Linfield a coronarse campeón con 4 victorias y dos empates. En la temporada 1904/05 y con un equipo dublinés, el Bohemians, de nuevo el Linfield fue campeón imbatido con 12 victorias y 2 empates. La temporada 1921/22 vio de nuevo, y por última vez, al Linfield campeón imbatido, gracias a 7 victorias y tres empates.

193940

Belfast Celtic

Tras tantos campeonatos de color azul y tintes protestantes, la Irish League tendrá durante dos temporadas casi consecutivas un equipo católico campeón imbatido, el Belfast Celtic. En el campeonato 1926/27 obtuvo 15 victorias y 7 empates, mientras que en el campeonato 1928/1929 el Belfast Celtic firmó 22 victorias y 4 empates, con 116 goles a favor. La suerte de este equipo terminaría pronto debido a la animadversión que sufría debido a su condición de equipo de la comunidad católica. Tras el Boxing Day de 1948, donde sus jugadores fueron atacados por la afición del Linfield, decidieron abandonar la Irish League, y tras varios partidos internacionales firmarían su disolución. El último equipo norirlandés en lograr la hazaña de concluir el campeonato doméstico sin una sola derrota fue el Glentoran en la temporada 1980/81. En una liga de 12 equipos, el equipo del este de Belfast consiguió 15 victorias y 7 empates.

1988-IC

Glentoran

En la República de Irlanda, sólo el Shamrock Rovers dublinés ha conseguido la hazaña de finalizar la League of Ireland sin conocer la derrota. En la temporada 1924/25 los hoops firmaron 13 victorias y 5 empates siendo campeones por encima del Bohemians y el Shelbourne. Tardó poco el Shamrock Rovers en repetir la hazaña, en la temporada 1926/27se impuso de nuevo al Shelbourne y al Bohemians para finalizar en primer lugar con 14 victorias y 4 empates en su casillero. Un equipo modesto irlandés, el Athlone Town, decano del fútbol de la República de Irlanda fue protagonista de una la F.A.I Cup de 1923/24 tras proclamarse campeón invicto y sin recibir un gol. Tras derrotar al Midland Athletic, Shelbourne y Bohemians, en la final se enfrentaron al Fordsons de Cork, a los que derrotaron por 1 a 0 con gol de Hannon en Dalymount Park, consiguiendo así su primer y único título de Copa.