La conexión Partizan-Fiorentina ha dado grandes resultados a ambos equipos desde 2006. Jovetic, Nastasic, y Ljajic les generaron importantes plusvalías, y un rendimiento deportivo de alto nivel. El último en llegar a Florencia es Nikola Milenkovic. Este central de 19 añitos ha demostrado una capacidad de adaptación impresionante que lo llevó primero a encontrar espacios en el conjunto de Pioli y a ganarse una llamada en selección serbia después, donde apunta a empezar el Mundial como titular.

Nikola Milenkovic nace en Belgrado en 1997. Completa sus primeros pasos como futbolista en el Teleoptik, histórico club de la capital especialista en formar jóvenes, que milita en segunda división. Desde 1998 tiene un convenio con el Partizan. De allí salieron excelentes futbolistas como Nemanja Matic, Miralem Sulejmani o Sasa Ilíc.

 

A pesar de su juventud, se ha adaptado ya a varias posiciones y sistemas en la línea defensiva. Puede jugar como lateral, como central o como carrilero. Domina el juego aéreo gracias a sus 195 centímetros, y goza de un gran sentido de la anticipación.

 

Al cobijo de un físico de guardaespaldas (195 centímetros), es un central dominante en el juego aéreo, posee una gran capacidad de anticipación sumado a una gran velocidad en sus movimientos, y disciplinado defensivamente. Cualidades que demuestran una madurez poco común en un jugador de su edad. Analizando su temporada podemos añadir una capacidad de adaptación impresionante al fútbol italiano. Observando sus movimientos en el campo es un jugador siempre concentrado en cuanto a su posición, gana bien la posición tanto por el suelo como por el aire, y no se corta frente a ningún rival. Con balón tiene un buen primer control, conduce con la cabeza levantada y no suele arriesgar cuando le toca salir con el balón. Uno de los aspectos por mejorar es la distribución del juego en largo, y los centros seguirá jugando de lateral.

Tanto los especialistas de la Serie A como el seleccionador serbio quedaron sorprendidos por su capacidad para adaptarse a varios puestos de la defensa con diferentes sistemas. Se asentó primero como lateral derecho, o de carilero según el sistema utilizado, para luego consolidarse como central en los últimos partidos de liga.

Considerando su progresión de la temporada, su participación en el Mundial -donde apunta a titular- y el carácter vendedor de la Fiorentina, a la ciudad toscana llegarán ofertas mareantes para el considerado ‘nuevo’ Vidic.

En el Atlético de Madrid encajaría de maravilla
El juego aéreo
El juego en largo