¿Qué futbolistas marcarán las diferencias en Rusia? ¿Qué equipos contarán sus partidos por victorias? Con un funcionamiento intuitivo y la mejor base de datos, el simulador World Fantasy te da la oportunidad de retar a tus amigos y convertirte en el seleccionador total


“¿Pero cómo prescinde Lopetegui de un fuera de serie como Morata?”. “Ya se lamentará Sampaoli cuando no tenga a su disposición los goles de Mauro Icardi”. “Mucho toque la Bélgica de Hazard y De Bruyne pero ya verás como acaban echando de menos el músculo de Nainggolan”. Todos tenemos a un seleccionador dentro. Todos, sin excepción, jugamos a convocar y a descartar futbolistas hasta dar con el once que, sí o sí, nos conducirá a levantar el título soñado.

Para alimentar nuestra patología, inherente a la propia pasión por el fútbol (qué fácil parece todo desde el sofá de casa), la empresa RealFevr hace tiempo que nos brinda la mejor experiencia en simuladores de gestión de plantillas. En múltiples contextos, además. Porque esta compañía, afincada en Portugal y especializada en la concepción y desarrollo de ligas Fantasy, adapta su experiencia de juego a las mejores competiciones del planeta: la Champions League, la Europa League, la Copa Libertadores… Así como algunos de los torneos nacionales más populares (la liga española, la brasileña y, cómo no, la portuguesa).

Con el Mundial a la vuelta de la esquina, RealFevr ha puesto toda la carne en el asador para construir la aplicación definitiva que nos hará vivir la cita futbolística de Rusia con varias raciones extra de emoción. El nuevo juego, bautizado como World Fantasy y apadrinado por todo un campeón del mundo como el portero Iker Casillas, posee un funcionamiento intuitivo, ágil y tremendamente adictivo. Saben cómo funciona, ¿verdad?

Aunque cuenta con dos modelos de juego, la versión clásica es la que posee más adeptos. En unos sencillos pasos, cada usuario cuenta con un presupuesto virtual de 100 millones con el que configurar una plantilla de 15 jugadores (once titulares y cuatro suplentes). Parece sencillo, sí, pero pronto descubrimos que no todas las piezas encajan como nos gustaría: no se vale abusar de una misma selección (solo se pueden fichar a tres internacionales de un mismo país), las estrellas suelen tener precios prohibitivos y la disposición táctica puede marcar el devenir de nuestra puntuación por jornada. Por si acaso, y si la cosa se tuerce, se pueden hacer tres fichajes sin coste entre ronda y ronda. Ya se sabe: un buen entrenador también debe tener mano dura.

 

Todos, sin excepción, jugamos a convocar y a descartar futbolistas hasta dar con el once que, sí o sí, nos conducirá a levantar el título soñado

 

Porque aquí de lo que se trata es de contar con los futbolistas más determinantes, aquellos que sumen más puntos en base a sus actuaciones personales (goles, asistencias, balones recuperados) y colectivas (victorias, porterías a cero). En cada jornada, además, se puede asignar una capitanía y una vicecapitanía a dos jugadores. El poseedor del brazalete multiplicará por dos sus puntos. Y en caso de que no juegue, la responsabilidad recaerá en el segundo de a bordo.

Más allá de las reglas y de la estrategia que ofrece el juego, una de las cosas en las que mejor trabaja RealFevr es en la información adicional que brinda al usuario. Así las cosas, antes de cada partido uno puede acceder a las previas de los choques, para conocer los onces probables y saber, de la mano de sus especialistas, qué jugadores están disponibles y cuáles pueden marcar las diferencias. Entre sus socios oficiales se encuentra la prestigiosa OPTA, compañía especializada en generar contenidos, estudios, análisis y datos estadísticos sobre las mejores competiciones futbolísticas del mundo. Los datos de rendimiento de cada jugador se pueden consultar en tiempo real. Toda una garantía de éxito.

La aplicación, que se puede descargar de forma gratuita tanto en Google Play como en App Store, cuenta también con una segunda modalidad, algo más alternativa pero llena de retos. Se llama Modelo Draft, y permite, en ligas privadas de hasta diez oponentes, luchar por tener o retener a la estrella de turno para que no la pueda poseer el contrincante. Con esta opción, World Fantasy va un paso más allá en este tipo de juegos y se sitúa, dentro del mercado, entre las alternativas más atractivas.