El fútbol y las apuestas deportivas son un matrimonio infalible. Hablamos de dos eventos que basan su éxito en la incertidumbre del resultado. Si se conociese de antemano cuál va a ser el resultado de los partidos, el fútbol no tendría ni la mitad de seguidores que tiene. La incertidumbre provoca una especie de descarga de adrenalina que conecta al aficionado con el partido. Es por eso que los partidos más atractivos son, a priori, aquellos que se presentan muy igualados; cualquier cosa puede pasar.

Algo similar sucede con las apuestas de fútbol, que se sirven de esa imprevisibilidad del resultado para establecer su sistema de recompensas; cuanto más predecible es el resultado, menor será la cuota; por el contrario, las mejores recompensas se ofrecen en aquellos apartados que resulta difícil vaticinar.

Si estás pensando en apostar en partidos de fútbol, aquí tienes 3 consejos que te ayudarán a obtener mejores resultados. Eso sí, recuerda jugar de manera responsable.

1. Conoce bien la competición para localizar las mejores cuotas

La especialización es fundamental para sacarle rendimiento a las apuestas deportivas. Cuanto más limites tu campo, más fácil tendrás manejar todos los datos que sirven para intentar prever cuál será el resultado de un encuentro o qué circunstancias se pueden dar en un partido.

Puedes optar por centrarte únicamente, por ejemplo, en LaLiga Santander. Es más, puedes especializarte tan solo en 4 o 5 equipos de LaLiga. Sigue la actualidad de esos equipos, su día a día, qué hechos deportivos y extradeportivos pueden afectar al rendimiento del equipo, cuáles son sus resultados, las estadísticas –cuanto más avanzadas mejor-. Toda la información que manejes te servirá para localizar las mejores cuotas y apostar en ellas.

Para localizar una buena cuota puedes, antes de consultar las cuotas oficiales, asignar tú mismo las cuotas a cada partido como si fueses una casa de apuestas. Si ves que una casa de apuestas paga más de lo que tú mismo habías considerado, esa es una buena ventana de oportunidad para apostar.

2. Utiliza el cobro anticipado

Para rentabilizar las apuestas lo más importante es ir ganando, aunque sea poco a poco. Por eso mismo es importante que utilices la opción del cobro anticipado, el cash out. Hazlo en aquellas apuestas en las que vayas ganando y en las que haya un riesgo elevado de que termines perdiendo. De esta manera estarás asegurando una ganancia. El cobro anticipado te permitirá ganar muchas apuestas que se tuercen a última hora, algo muy común en el mundo de las apuestas. Y recuerda que asegurar las ganancias, aunque sean cortas, es básico.

3. Nunca apuestes a los partidos de tu equipo

El fútbol es un deporte que levanta pasiones y nada nos hace perder la visión objetiva de los hechos como ver los partidos de nuestro equipo. Para apostar es necesario hacer las jugadas de manera racional, con la cabeza fría. Por eso mismo, nunca apuestes en los partidos de tu equipo porque, casi siempre, apostarás con el corazón y eso puede ser perjudicial para tus jugadas.

Si aun así quieres apostar en los partidos de tu equipo, es recomendable que lo hagas en contra, así, si tu equipo pierde, por lo menos te llevarás la satisfacción de haber ganado la apuesta.