Pasaportes

Un día dentro de la nueva casa del Palermo

Desde hace siglos, los olivos producen aceitunas que luego dan vida al aceite que se utiliza para la comida. Necesitan mucho tiempo, luz del sol, paciencia y cuidado para dar resultados. Quizá no es casualidad que emerja precisamente dentro de un antiguo olivar el Palermo City Football Academy, este nuevo centro deportivo inaugurado el pasado 7 de abril: aquí será producido el futuro del fútbol palermitano, bajo el sol de Sicilia. Se trata de la piedra angular colocada por el City Group, el holding que administra el Manchester City, el Girona y otros clubes por el mundo, incluido este histórico que actualmente milita en la Serie B italiana.

Proyectado por el Studio Mazzarella y realizado después de una inversión de siete millones de euros, el centro de entrenamiento se encuentra entre los cerros de Torretta, en un pueblo situado a unos 20 kilómetros de Palermo y muy cerca del aeropuerto de la ciudad. Ocupa un área de más de 50.000 metros cuadrados, anteriormente destinada a la cultivación de olivos, y tiene dos campos de fútbol en hierba natural, otro más pequeño para los porteros, una club house donde los jugadores comen o se relajan entre las distintas sesiones de entrenamiento y el edificio principal.

Dentro de este último, una estructura moderna de 1.650 metros cuadrados, está el gimnasio con una gran vidriera con vistas a los campos y con frases motivacionales estampadas en las paredes. Además, se encuentran los vestuarios del equipo senior, del cuerpo técnico y del Sub-19, oficinas varias y salones dedicados al análisis de video de los partidos, reuniones, ejercicios de fisioterapia y recuperación física de los jugadores. El edificio principal aloja también al departamento de la salud y de la actuación, con una habitación específicamente dedicada a distintas pruebas de fuerza física para los futbolistas que se propone perfeccionar el protocolo de entrenamientos. Todas las paredes son blancas, rosadas y negras, los colores que el club adoptó como homenaje a los licores producidos por la familia Florio, protagonista de la reciente novela Los leones de Sicilia.

 

El Palermo, para los aficionados de todo el mundo, es Luca Toni, Amauri, Cavani, Dybala o Pastore. Pero a partir de ahora también será una ciudad deportiva a la altura de las mejores

 

En los años que vienen, el Palermo City Football Academy será ampliado para acoger también al equipo femenino y toda la cantera de la entidad.

Como el centro deportivo está dentro de un entorno natural de gran valor, el club quiso salvaguardar la flora local plantando y recolocando más que 400 árboles con 30.000 metros cuadrados de áreas verdes. Encima, la institución tendrá su propio huerto social con productos de kilómetro cero gracias a un histórico hincha especializado en agronomía. El centro, además, incluye un sistema de energía renovable con paneles solares y ha creado 16 nuevos empleos.

Cuando el City Group se hizo con la participación mayoritaria del Palermo (el 94%) en el verano de 2022, el club había apenas ascendido a la Serie B y los ejecutivos prometieron que construirían un nuevo centro deportivo como hicieron en Mánchester, Melbourne, Nueva York y Montevideo. Y así fue: por primera vez en 124 años de una historia llena de altibajos, el Palermo tiene su propia casa. Eso no había pasado ni siquiera en la época dorada de la presidencia de Maurizio Zamparini.

En el imaginario colectivo, y no solo en Italia, muchos fans relacionan el Palermo con jugadores como Luca Toni, Amauri, Edinson Cavani, Paulo Dybala o Javier Pastore. Veinte de estos fueron invitados para la inauguración del nuevo centro deportivo junto a periodistas y creadores digitales muy seguidos en Italia. El sábado, el grupo fue al estadio Renzo Barbera para asistir al partido de la Serie B entre Palermo y Sampdoria -en la temporada 2009-10, estos dos equipos se enfrentaron con una plaza de eliminatorias de la Champions League en juego-. En las gradas se reunieron casi 24.000 espectadores, pero no fue algo raro: el Palermo es el club con la asistencia más alta de toda la categoría. Al día siguiente, los invitados se divirtieron jugando un partido de fútbol, con equipos mezclados, en el centro deportivo.

Los hinchas enloquecieron al encontrar a Amauri y Pastore, dos de los futbolistas más populares y queridos de la época de Zamparini, ya que les traen recuerdos muy bonitos. Sin embargo, en esos años el Palermo ganaba contra la Juventus, el Milan y el Inter, o contra el West Ham de Tévez y Mascherano en la Copa UEFA, aunque no tuviera un centro deportivo propio. Los jugadores se entrenaban en el barrio de Boccadifalco, en un campo propiedad del ejercito italiano. La parábola del Palermo de Zamparini ejemplifica la del fútbol italiano noventero y del principio del nuevo siglo: todo parecía rutilante con la presencia de esos jugadores con nombres altisonantes, pero el sistema que regía el calcio era entonces un gigante con pies de arcilla. No tenía clarividencia, ni programación. Cuando Zamparini se retiró en 2018, el club fracasó un año después.

La llegada del City Group y la inauguración del Palermo City Football Academy han coincidido con el renacimiento del club después del hundimiento en 2019 y la consiguiente inscripción desde el cuarto nivel de la pirámide futbolística italiana. El presidente era y sigue siendo Dario Mirri, empresario palermitano cuya abuela era la hermana de Barbera y propietario del 5% del club. Fue suyo el honor de cortar oficialmente el listón del centro deportivo, visiblemente emocionado.

 

La llegada del City Group y la inauguración del Palermo City Football Academy han coincidido con el renacimiento del equipo después del hundimiento en 2019 y la consiguiente inscripción en la cuarta categoría del calcio

 

“Este centro deportivo les dice a nuestros futbolistas en qué club se encuentran, le dice al territorio cuánto tiempo queremos quedarnos aquí y muestra la idea de fútbol sostenible y orientada al futuro que tenemos”, comentó Alberto Galassi, miembro del board tanto del Palermo como del City Group. “Cuando decidimos fichar al Palermo no fue una elección casual: es un club con un enorme potencial y con muchos fans emigrados en todo el mundo, tiene que desarrollarse y crecer con tiempos y maneras adecuados. Un centro deportivo es básico para conseguir éxitos: es nuestra casa, un lugar adonde repararse y encontrar tranquilidad, fortaleza y sentido de pertenencia. La ciudad de Palermo anhela a volver a la Serie A y tenemos confianza, pero detrás de cada éxito hay una gran programación y Roma no fue construida en un día”.

Para Brian Marwood, director general de fútbol global del City Group, “este centro es más que un edificio. En todos nuestros proyectos intentamos crear muy buenos entornos y lanzar actividades sociales: todos los que vendrán en este centro tienen que darse cuenta de lo que necesitamos hacer aquí. La evolución requiere tiempo, hay que tener paciencia: es un proceso largo, pero esto es un buen punto de referencia. Hoy es un momento de gran orgullo para la familia del City Group y para el Palermo”.

El gerente del Palermo, Giovanni Gardini, recuerdó que el centro deportivo fue una idea de Mirri “que por fin desarrollamos en 14 meses con recursos, competencias y conocimientos del City Group. Trabajamos para elevar el nivel cualitativo: nuestro futuro es prometedor, tenemos ganas de hacer cosas grandes. Es un camino complicado pero estimulante, nuestro objetivo es hacer grande el Palermo y regalar satisfacción a la ciudad. Programación, sostenibilidad y trabajo duro: es la única manera que conocemos para obtener nuestros objetivos”.

Y si los hinchas comprensiblemente tiemblan y sueñan con revivir un pasado glorioso mirando al Girona como modelo, es verdad que con esas premisas y promesas el Palermo va a tener raíces más profundas. Como las de los olivos centenarios de Torretta.


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Fotografías cedidas por el Palermo FC.

Simone Pierotti

Entradas recientes

Atalanta: la afición que tenía un tanque

El Atalanta es el nuevo campeón de la Europa League. Aquí va un adelanto del…

34 mins hace

La última transformación de Christian Streich

Tras 12 años al mando, el entrenador del Friburgo, uno de los más icónicos del…

23 horas hace

Kross, tócala otra vez

Si preguntan qué es lo mejor que puedes hacer con un balón, nadie contestaría lo…

2 días hace

Jamás te fíes de Berbatov

Fue uno de los últimos delanteros de su especie. Fino. Elegante. Discreto. Entraba en el…

2 días hace

Siempre nos quedará Anfield

La historia del Liverpool y Jürgen Klopp llega a su fin. Esta es la carta…

6 días hace

Brazalete Files #07 | La Peña Ibérica: hooligans de hace un siglo

Recorremos la Barcelona de los años 20 con José Fernando Mota Muñoz para hablar del…

6 días hace