*Esta lista está extraída del #Panenka80, un número que puedes conseguir aquí.


1. Tony Chapron

El colegiado galo se hizo viral tras soltarle una patada a Diego Carlos, jugador del Nantes, después de que este le derribara accidentalmente, y además lo expulsó. La federación francesa decidió suspenderle seis meses justo antes de retirarse. Tony Chaprano.

2. Alexis Meza

El árbitro argentino no dudó en defenderse a trompadas de la furia de Carlos Alberto Godoy, delantero de Ocampo Fábrica que, tras ver una tarjeta con el partido ya concluido, se fue a por él. La cartulina fue amarilla, pero la cara se la puso roja.

3. Ricarle Gonçalves Batista

Una celebración provocadora de los jugadores del Palmerias sub-20 desató la ira de la torcida del Vitória, que invadió el campo buscando venganza. No esperaban que el árbitro saliera tras ellos y entregara a la policía al primero que cazó. Don’t mess with Ricarle.

4. Saad Al Fadhli

Tras señalar un polémico penalti a favor de Al Arabi, el kuwaití se vio acorralado por media plantilla de Al Naser. Noqueó de un gancho al que tenía justo encima y, cuando volvió a por otra, se lo quitó de en medio con una patada y una roja directa. Menudo golfo el pérsico.

5. Robert Hoyzer

Protagonizó uno de los mayores escándalos que ha sacudido al fútbol alemán tras descubrirse que arbitró a beneficio de una red de apuestas que le contactaba en el descanso de los partidos para amañar el resultado final. En la cárcel se le acabó la cobertura.

6. Kolos Lengyel

El húngaro fue uno de los ocho colegiados obligados a colgar el silbato tras dirigir dos amistosos internacionales que apestaban a amaño: un Bolivia-Letonia y un Estonia-Bulgaria disputados el mismo día y casi sin público en Antalya con siete goles de penalti. Pena máxima.

7. Francisco Edio Chaves

Una disputa por la señalización de una falta en un partido de aficionados en el estado brasileño de Ceará terminó en tragedia cuando el colegiado puso fin a la discusión a puñaladas. Fue a cuchillo.

 

8. Ibrahim Chaibou

Alargó un Nigeria-Argentina hasta que la Albiceleste maquilló un sonrojante 4-0 con un penalti inexistente. Su mentor denunció que tras el amistoso se hizo construir varias mansiones en Níger y le regaló un todoterreno a cada una de sus tres esposas. Corrupto pero generoso.

9. Sergei Shmolik

Se obcecó en dirigir un partido en Bielorrusia con una cogorza de campeonato. Argumentó que en realidad tenía la espalda pinzada, aunque eso no explica por qué veía 44 jugadores sobre el césped. Las siguientes jornadas las pasó en el VAR.

10. Clésio Moreira

Inspirado en el ‘Margarita’ original, su estilo amanerado de arbitrar, vestido de rosa, causó furor en Brasil y le dio dimensión internacional. A la hora de imponer su ley, sin embargo, no repartía flores precisamente.