En la tercera edición de los Premios Panenka celebramos en la Antiga Fàbrica Estrella Damm -en casa de nuestro inserparable partner, sin el que los Premios no podrían ser una realidad- hicimos entrega del Antonin de Honor a Álvaro Domínguez, cuya retirada a la edad de 27 años ha sabido encajar con la cabeza bien alta. Este defensa madrileño y miembro destacado de las categorías inferiores de la selección española se hizo grande en el Atlético de Madrid, club del que llegó a ser su capitán y con el que conquistó una Europa League en 2010 antes de recalar en el Borussia Mönchengladbach. Una serie de lesiones en la espalda mermaron su salud, hasta el punto de que el pasado mes de diciembre anunció, para sorpresa de muchos, que dejaba el fútbol tras cinco temporadas en el conjunto alemán.

El Antonin del Año, en esta ocasión, fue para Fernando Santos. El seleccionador de Portugal se llevó el galardón por su fe dentro y fuera del terreno de juego, sumada a su significativo éxito en la pasada Eurocopa de Francia, donde logró hacer historia con el primer título internacional para el combinado luso.

El ex futbolista y escritor Miguel Pardeza ha recibido el premio al ‘Libro del Año’ por la obra Torneo, su primera novela, publicada por la editorial Malpaso. Una excelente biografía con regusto futbolero y con algunos prestamos de ficción. La entrevista a Julio Alberto firmada por Francisco Cabezas y publicada en el diario El Mundo se ha llevado el reconocimiento a ‘Reportaje del Año’. La pieza es un ejercicio cercano, cálido, pero que puede dejar helado al lector con la crudeza del testimonio que de él se extrae. Un protagonista que habla sin tapujos y un periodista que, mientras le da voz, dibuja el retrato de un hombre que sabe lo que es sufrir. El otro gran vencedor de la gala ha sido el fotógrafo catalán Jordi Cotrina. Sus originales y ejemplares instantáneas sobre los partidos del FC Barcelona han sido determinantes para que Panenka le haya hecho entrega del galardón al ‘Fotógrafo del Año’. Apartando de lo obvio y lo convencional, su objetivo aporta calidad y frescura a la cultura futbolística.

La ceremonia, conducida por el periodista y presentador Jordi Domínguez, también contó con las menciones al ‘Tweet del Año’ (Borussia Mönchengladbach), ‘Gesto del Año’ (Atlético Nacional), ‘Paquete del Año’ (Simone Zaza) y, finalmente, ‘Afición del Año’, cuyo premio se adjudicó la hinchada de CA Osasuna, por su implicación emocional con su equipo en el año del ascenso.