En un mes de elecciones, las campañas políticas se mezclarán mediáticamente con el foco de la selección española que reclama la atención, desde hoy, con su debut contra República Checa. No solo habrá una, sino muchas (posibles) elecciones en un mes futbolísticamente muy suculento. Aquí van unas cuantas.

Los tres primeros contendientes llegan de golpe, en una fase de grupos exigente y competitiva. Hasta la fecha, en los torneos donde fue campeona, España siempre accedió a la siguiente ronda como primera de grupo. Si consigue repetirlo en Francia, la casa de apuestas PAF pagará 1,5€ por cada euro apostado. En cambio, si es Croacia quien se sube a las barbas de Del Bosque y emula lo que hizo Suiza en 2010, pero quitándole el puesto a España, la casa de apuestas pagará 4,5 euros por cada euro invertido.

Pese a ser el vigente campeón de las dos últimas ediciones, el relevo generacional que está implantando España le ha desplazado al tercer puesto del podio de favoritos, por detrás de Francia y Alemania. Una victoria española en París reportaría 6,5€ por cada euro apostado en PAF. Para conseguirlo, es primordial que la selección de Del Bosque añada goles a su habitual acierto combinativo. Por primera vez en diez años, España se quedará huérfana de su goleador histórico: David Villa. Para paliarlo, Morata, Adurizy Nolito. Entre los tres han convertido 57 goles esta temporada, siendo el jugador del Athletic Club el más realizador (34). El de Aduriz es un recurso eficaz para abrir defensas y generar situaciones a los jugadores de segunda línea como ya hiciera Llorente en su día. Si España se convierte en la selección más goleadora del torneo, PAF pagará la considerable cifra de 8€ por euro apostado. Si, además, es Aduriz quien se alza con la Bota de Oro del torneo, serán 41€ que recibirá de manos de PAF cada apostante.

Pese al pesimismo que rodea a la selección española, la reestructuración del torneo augura un cuadro asequible a la primera de grupo. En octavos y cuartos, España se mediría a una tercera y una segunda de grupo, accediendo a un hipotético cruce con Inglaterra en semifinales. Si Kane y Vardy están acertados, se pagan 5,75 euros por cada euro a que España cae allí. Si lo hace en la final, 7€ por euro apostado compensarían una derrota en el partido decisivo. Llegue donde llegue, España sigue siendo el rival a batir.