Parece que ya hay una fecha sobre la mesa para el momento más esperado en el mundo del fútbol, ya que La Liga planea su vuelta el próximo 20 de junio. Así pues, dentro de cinco semanas podrían disputarse los once partidos que quedan para dar por concluida la temporada.

Este es un anuncio que ha llegado de una manera muy imprevista, ya que fue Javier Aguirre, el entrenador del Leganés, quien lo dijo en una entrevista. Pero si bien La Liga ha comunicado ya estas fechas a los clubes, también se ha mostrado muy prudente cuando se le ha preguntado por los días establecidos para el torneo.

El anuncio oficial no llega

Así pues, la patronal trata de evitar hacer un anuncio oficial de que la competición se reanuda el 20 de junio ya que, entre otras razones, necesita contar con el permiso de las Autoridades para retomar la competición (y obviamente, no lo tiene todavía).

Las relaciones entre La Liga y el Consejo Superior de Deportes, que antes eran tensas, parecen haberse normalizado después del pacto de Viana. Tebas quiere hacer las cosas bien para que no haya ningún problema con el Ejecutivo. A lo que hay que añadir que la fecha depende de que no haya contratiempos mientras que los equipos se preparan.

En los banquillos encontraremos las grandes novedades de la vuelta de La Liga, ya que la FIFA ha autorizado a que se realicen cinco cambios por partido en el tramo final de la campaña, y que si hay prórroga el número aumente a seis.

No obstante, cada equipo tan solo podrá hacer estos cambios en tres bloques (dos cambios de dos jugadores, y uno de un jugador). Por otro lado, aumenta de 18 a 23 el número de futbolistas convocados por cada encuentro.

¿Cuántas personas podrán estar en el estadio al mismo tiempo?

Los estadios podrán tener solo un máximo de 230 personas en su interior. Los campos se dividirán en tres zonas independientes, siendo la llamada “zona verde” la reservada a jugadores, técnicos y árbitros.

Estas zonas serán desinfectadas y precintadas mientras se espera a los deportistas. Y como era de esperar, los partidos se van a celebrar a puerta cerrada. La afición tendrá que disfrutar de los partidos de las otras formas en que lo ha hecho siempre: por televisión o radio, y a través de sus pronósticos deportivos.

Además, los clubes tendrán que enviar una lista previa de las 48 personas que irán al campo. El club local podrá aportar cuatro directivos, y el visitante solo dos. A la hora de entrar en el estadio será necesario acreditar la identidad (para comprobar que se forma parte del listado entregado) y seguir ciertas normas de seguridad sanitaria.

La idea de La Liga es que las retransmisiones televisivas no resulten frías por el hecho de que las gradas se encuentren vacías, por lo que estudia la posibilidad de que haya sonido ambiente en ellas, y taparlas de alguna manera. La realización televisiva se cambiará, y se planea además desplegar sobre las butacas publicidad virtual y tuits de los aficionados.