El gol desde medi0 campo de Xabi Alonso

Si un amigo te dijera que va a apostar a que cierto jugador va a meter un gol desde su propia cancha en un partido en concreto, seguramente le dirías que está loco, o que va a tirar su dinero a la basura. Aunque esto no siempre es verdad, y de hecho un inglés de nombre Adrian Hayward lo consiguió en 2006.

A pesar de que pudiera pensarse que se trató de una casualidad muy grande, también hay que otorgarle un mérito importante de observación al aficionado inglés, pues de acuerdo a lo contado al diario Daily Mail, ya desde una temporada antes había notado que el jugador del Liverpool, Xabi Alonso, había intentado esa jugada.

Fue así como se decidió a apostar 200 libras a que Xabi Alonso metería un gol desde atrás de la línea de media cancha, en el partido de la FA Cup donde su equipo, el Liverpool, enfrentaría al modesto Luton Town, quien se encontraba en ese momento en la Championship, o segunda división inglesa.

La diferencia de un gol que mantenía el Liverpool hasta los segundos finales de partido, provocó que el portero del Luton saliera de su portería a buscar el gol en tiro de esquina; no obstante que el balón terminaría cayendo en los pies de Alonso, quien estando a casi 70 metros de distancia, realizó un disparo con el que culminaría enviando el balón al fondo de las redes, desatando el festejo de muchos, pero seguramente pocos tan efusivos como el del apostador inglés, quien desde la sala de su casa saltaba y festejaba por estar ganando más de 43.000 libras, al acertar la inusual apuesta que ofrecía un rendimiento de 125 a uno.

La mordida de Suárez

Para 2014, las habilidades goleadores del delantero uruguayo Luis Suárez ya eran ampliamente conocidas alrededor del mundo, pero también su garra y tendencia a infringir las reglas, particularmente a través de mordidas, lo cual le había provocado sanciones en 2010 y 2013.

Ante esto, una casa de apuestas en Noruega, lanzó una peculiar oferta en el marco de la Copa del Mundo Brasil 2014: 175 a uno, a que Luis Suárez realizaría una nueva mordida en algún partido del Mundial.

Las 167 personas que aceptaron el reto terminarían llegando a la euforia en el partido entre Uruguay vs Italia, después de que el astro uruguayo cometiera una brutal mordida al defensa Chiellini; y aunque el árbitro no detectó la maniobra, las cámaras y la FIFA sí lo comprobaron, generando duras sanciones contra el jugador, y más de 50.000 euros en premios para los apostadores de la singular oferta.

Un millón de libras con 50 centavos y ocho carreras

Otra histórica apuesta ganada, fue la que obtuvo un apostador de carreras de caballos en North Yorkshire en 2008. El señor, un hombre de 60 años cuya identidad no fue revelada, ganó una apuesta combinada de ocho carreras, con un ticket que le costó 50 centavos, y que finalmente le generó ingresos por un millón de libras, el premio más grande que se había entregado a la fecha en un evento de este tipo.

Las probabilidades de acertar a las ocho carreras consecutivas, eran de casi 2,8 millones a uno; y de haber fallado en tan solo una de las ocho, no habría cobrado ni un solo centavo. Curiosamente el primero de los caballos se llamaba Acaso Esto No es Suerte, y el octavo ganador llevaba por nombre Un Sueño Hecho Realidad. Efectivamente, la octava victoria terminaría siendo un sueño vuelto realidad para el apostador, quien de esta forma se enfundó una de las bolsas más millonarias en la historia de las apuestas deportivas.

El terremoto llamado Leicester

El campeonato del Leicester de Ranieri en la Premier League, no solo fue una de las historias más extraordinarias y brillantes del deporte reciente, se trata también de uno de los peores eventos para las casas de apuestas alrededor del mundo, pues reportaron pérdidas millonarias al consumarse una de las más extraordinarias sorpresas.

Son muchas las historias de éxito de apostadores que acertaron a que el Leicester sería el campeón de Inglaterra en la temporada 2015-2016. Por ejemplo, un aficionado que estando ebrio apostó una libra a que su equipo sería campeón cuando iniciaba la temporada, terminó cobrando más de 20.000 libras, después de que semanas después subió su apuesta inicial a cinco libras.

Diversos medios también documentaron el caso de un aficionado, quien a falta de cinco jornadas para finalizar la temporada, decidió cerrar su apuesta que inicialmente había sido de 25 euros; lo que le permitió embolsarse más de 135.000 euros. De haberse mantenido hasta el final, habría cobrado más de 167.000 euros aunque debido a que tenía el riesgo de perder la mayor parte, e incluso todo si caía al 5º puesto, la decisión por irse a la segura le generó de igual forma atractivos dividendos.

10.000 euros con 50 céntimos apostados

Si te dijeran que hubo alguien que apostando 50 céntimos de euro ganó casi 10.000 euros en apuestas deportivas, probablemente tampoco lo creerías; aunque se trató de otro caso real, ocurrido en España este mismo 2018.

El protagonista de esta espectacular apuesta fue un joven español que a través de su cuenta de Twitter (@AGUSRBB86) fue exponiendo la evolución de su jugada. Su apuesta de 50 céntimos, generaría dividendos solamente si acertaba a los resultados de 13 partidos del fútbol español, incluyendo también la división de ascenso.

Hasta el sábado, llevaba 12 de 12 resultados acertados, lo que generó cobertura de diversos medios, pues tenía la opción de retirarse con poco más de 4.000 euros, o bien arriesgarse a que el Betis derrotara al Leganés, y así cobrar casi 10 mil.

El aficionado finalmente decidió seguir, y fue una decisión acertada, pues el Betis terminó ganando 3-2, generando así una gran celebración y cobro, convirtiéndose también en otra épica y millonaria jugada de las apuestas deportivas.