Vivimos una época en la que se están creando toda clase de torneos. Desde una Champions veraniega con los mejores clubes de Europa, hasta la UEFA Nations League para darle cierta vida a los amistosos entre las selecciones. Uno de los últimos trofeos en crearse ha sido el llamado Campeones Cup. Esta copa consiste en un duelo entre el campeón de la MLS y el de la liga mexicana, el pasado miércoles se disputó en Toronto y de ahí salió el primer ganador. Ya sabéis que el Mundial de 2026 se celebrará en México, Estados Unidos y Canadá, eventos como este sirven para promocionar ambos campeonatos. De hecho, en esta Campeones Cup participaron los tres países: la liga mexicana, la liga estadounidense y el campeón canadiense de la MLS.

El gran campeón norteamericano

Es curioso que se cree este duelo existiendo ya la Liga de Campeones de la Concacaf. En la Champions de esta zona del planeta participan equipos de México, Estados Unidos, Costa Rica, Honduras, Guatemala, Panamá, El Salvador, Canadá y el Caribe. Los países con mayor nivel futbolístico son los dos primeros, los últimos trece campeones han sido clubes mexicanos. Aunque encontramos a campeones como Deportivo Saprissa, Alajuelense, Olimpia o Defence Force. Por lo tanto, ¿por qué realizar la Copa Campeones? El objetivo es conocer de primera mano quién es el mejor equipo de ambos países y saber de manera directa quién es el equipo más fuerte de Norteamérica. Todo ello a partido único. Pero la sinergia entre ambas competiciones va más allá, han planteado la idea de realizar un partido con las mejores estrellas de cada liga e incluso más torneos con sus respectivos equipos. Con este tipo de iniciativas no sería extraño que en un futuro hubiera una única competición entre los clubes de México, Estados Unidos y Canadá, todo parece indicar que algún día veremos algo así.

Duelo de estrellas

La final entre Toronto y Tigres se presentaba como todo un partidazo, estamos ante dos plantillas con futbolistas más que conocidos y reconocidos. Si en el equipo de Canadá encontramos a Van der Wiel, con el ‘9’ a la espalda, Bradley, Altidore, Giovinco o Víctor Vázquez, en el equipo mexicano están Enner Valencia, Edu Vargas, Gignac o Guido Pizarro. Todos ellos pasaron por Europa y varios con bastante éxito. Un doblete de Dueñas dejó el duelo prácticamente sentenciado a la hora de juego, la lesión de Giovinco antes del descanso dejó muy tocado a Toronto. 1-3 a favor de Tigres terminó el primer duelo en la historia de la Campeones Cup. La temporada pasada Toronto demostró ser el mejor equipo de la MLS, ganaron la liga y además cerca estuvieron de hacer doblete con la Champions. Cayeron en los penaltis de la final ante Guadalajara tras haber dejado por el camino al propio Tigres y América. No pudieron ser el primer equipo de Canadá en levantar la Champions, Montreal Impact ya jugó la final de 2015 ante América.

Esta temporada no estamos viendo a la mejor versión de Toronto, van novenos en liga (de once equipos de su conferencia) y tienen difícil acceder a los playoffs. Tigres tampoco es que vaya mucho mejor, están séptimos y a seis puntos del líder que es Cruz Azul. La MLS está viviendo ahora uno de los mejores momentos de su historia, quedó atrás esas necesidad por fichar a viejas glorias del fútbol europeo para así promocionar su fútbol. En estos momentos a la competición llegan jugadores de todo el planeta en grandes facultades físicas, sobre todo jóvenes valores sudamericanos. En la liga mexicana también encontramos a viejos conocidos como Iturbe, Alejandro Arribas, Ménez, Barrientos, Pabón, Funes Mori, Ulloa o los propios de Tigres. Veremos en qué terminan experimentos como este, pero no parece una mala idea la sinergia entre las dos competiciones más importantes de Norteamérica. La próxima temporada se volverá a celebrar la segunda edición de la Campeones Cup, difícilmente se repetirán los protagonistas.