Advertisement

La Premier League 2019-20 ya es historia. Entristece un poco llegar al final del camino, aunque no nos daremos cuenta y el balón ya estará rodando otra vez el 12 de septiembre. El Liverpool vuelve a ser campeón de Inglaterra 30 años después, pero eso no es lo único que ha dejado para el recuerdo este atípico curso. Jamie Vardy, Kevin de Bruyne, Jürgen Klopp, Jack Grealish, Bruno Fernandes… Ha habido muchos protagonistas en estos once meses y medio. Y sin duda, uno de ellos ha sido Danny Ings, quien ya es un venerable santo para la afición del Southampton.

El equipo entrenado por Ralf Hasenhüttl se ha nutrido esta campaña de los goles de Daniel William John Ings, que ha visto portería en 22 ocasiones. “Merece tener tantos goles porque trabaja increíblemente duro”, señalaba el técnico austriaco. Y es que el ariete de Winchester no solo es el segundo máximo artillero del campeonato (junto a Aubameyang), sino que sus tantos han supuesto el 43% del cómputo total de los ‘Saints’. Sin la aportación de Ings, el Southampton contaría con 15 puntos menos de los 52 con los que ha finalizado.

Las lesiones le han martirizado muchas veces durante el último lustro, pero su vuelta al sur de Gran Bretaña en la 2018-19 supuso un nuevo comienzo para él. El inicio de una nueva aventura en el club de su infancia, aquel que le dio la oportunidad de dar los primeros pasos en el mundo del fútbol. Danny Ings estuvo en las categorías inferiores del Southampton antes de debutar profesionalmente con el Bournemouth, marcharse cedido al Dorchester y obrar el ascenso a la Premier con el Burnley de Sean Dyche en el curso 2013-14. Aquel fue el primer gran año de Ings, quien, con 21 goles y siete asistencias, fue elegido mejor jugador de la Championship. Con los ‘Clarets’ también despuntó en primera división, antes de firmar con el Liverpool.

“Cualquier delantero te dirá que cuando disfrutas del fútbol es cuando sacas lo mejor de ti”, afirmaba el delantero en BBC Sport. Y así ha sido cómo en la 2019-20 Ings se ha convertido en el futbolista con más bonus points en el Fantasy oficial de la Premier (40), entregados a los mejores jugadores de cada partido. Con 28 años recién cumplidos, Danny Ings demuestra estar en uno de los mejores momentos de su carrera gracias a la voracidad goleadora que evidencia en cada partido. Y cabe tener en cuenta que no suele ser el lanzador de penaltis del equipo. Desde los once metros ha anotado tan solo uno de los 22 tantos, precisamente en la última jornada frente al Sheffield United.

 

“Me ha llevado mucho tiempo y dos operaciones de rodilla consecutivas poder estar en el estado de forma en el que me encuentro, pero nunca me rendí”

Tras el sinvivir en Liverpool, donde se perdió prácticamente dos temporadas completas a causa de dos graves lesiones, Danny ha vuelto a disfrutar del fútbol. “Me ha llevado mucho tiempo y dos operaciones de rodilla consecutivas poder estar en el estado de forma en el que me encuentro, pero nunca me rendí. Entrené tan duro como pude cada día para poder estar como ahora”, explicaba Ings en enero (declaraciones recogidas de MarcadorInt). Tras su dura estancia a orillas del río Mersey, llegó cedido el curso pasado a Southampton y anotó siete tantos y repartió tres asistencias en 24 encuentros. Suficiente para convencer a los de Hampshire, que lo ficharon el verano pasado por unos 20 millones de libras.

Los ‘Saints’ acertaron de lleno, pues Danny ha anotado un gol cada 128 minutos de juego. Nada mal para un delantero de un equipo de media tabla en la Premier. Su gran disparo y la capacidad de generar peligro no han sido los únicos argumentos a favor del nueve, pues Danny Ings es un jugador comprometido, que se sacrifica en tareas defensivas y aprovecha su fuerza física para ayudar en todo lo posible al club del St Mary’s Stadium. Curiosamente, el Southampton es el penúltimo en la tabla de puntos obtenidos como local (21). En cambio, sería el tercero en la clasificación de puntos como visitante (31).

Los ‘Saints’ no empezaron muy bien la temporada, llegando incluso a la jornada 13 con tan solo nueve puntos y siendo decimonovenos. En Inglaterra pocos olvidarán aquel encuentro en casa frente al Leicester, en el que los ‘Foxes’ se impusieron 0-9. Fue un duro varapalo para el grupo entrenado por Hasenhüttl, quien estuvo seriamente cuestionado pero acabó manteniendo el cargo y se redimió a partir de la jornada 14. Desde aquel momento el equipo empezó a mejorar notablemente, hasta el punto de que si empezáramos a contabilizar la puntuación a partir de dicha fecha, el Southampton sería el cuarto clasificado, logrando de esta manera una plaza para la Champions. La confianza que se tuvo en el proyecto de Hasenhüttl fue clave; un buen ejemplo de que la paciencia muchas veces acaba dando resultado.

Højberg, capitán con tan solo 24 años; Ward-Prowse, centrocampista ofensivo con muy buena técnica; Jan Bednarek y Jack Stephens, los centrales; Nathan Redmond, desequilibrando por la banda; Alex McCarthy, quien le robó la titularidad a Angus Gunn bajo palos; o Ryan Bertrand, un lateral izquierdo experimentado, han sido algunos de los futbolistas destacados. Todos ellos han formado parte de una plantilla en la que Danny Ings es una de las mayores bazas. Tal vez Gareth Southgate le hubiera convocado con Inglaterra para disputar la Eurocopa, aplazada al siguiente verano, aunque si el ariete no reduce considerablemente sus prestaciones podría ser un recurso útil para los ‘Three Lions’. Hasta ahora solo ha vestido en una ocasión la camiseta nacional, en un partido clasificatorio para la Euro

Advertisement
2016, contra Lituania.

Siempre he creído en mí mismo”, proclamaba en una entrevista para The Telegraph un Danny Ings que también va sobrado de carisma. Tan solo hace falta buscarle en Instagram, donde luce un curioso nombre de usuario: @ingstagram10. La originalidad al servicio del Southampton. Además, en el 2014 inició un proyecto dirigido a niños y niñas con diversidad funcional y dificultades de aprendizaje, cuya finalidad era fomentar la práctica deportiva mediante entrenamientos y actividades.

La liga ya ha concluido en Inglaterra y, mientras algunos todavía tienen que disputar la final de la FA Cup o competición europea, otros se van a descansar para coger fuerzas antes de regresar en un mes y medio. El delantero del Southampton espera poder iniciar la nueva temporada del mismo modo que ha acabado esta, anotando goles y ayudando a su equipo, disfrutando de su buen estado de forma tras haber dejado atrás por fin el duro pasado plagado de lesiones. En una entrevista para la página oficial del club lo dejó bien claro: “Disfruto del fútbol nuevamente”. Un nuevo santo impera en el sur de Gran Bretaña.

 


SUSCRÍBETE A LA REVISTA PANENKA


Fotografía de Getty Images.