Tras el adelanto del primer capítulo de El Número Nueve, la serie que narra la historia del delantero Gabriel Omar Batistuta, aquí os ofrecemos un avance de la segunda entrega, en la que se detallan los primeros contactos del exfutbolista argentino con el deporte. “Él no era el jugador clásico que juega en los potreros y sueña con ser campeón del mundo. Era un joven que amaba todos los deportes, que no quería entrenar al fútbol”, apunta Pablo Benedetti, director del proyecto.

Baloncesto, voleibol, tenis o lo que fuera. A Gabriel Batistuta le encantaba cualquier disciplina, aunque aquello implicara dejar de lado los entrenamientos. Una historia que cambió cuando su padre se percató de lo que sucedía. “No quería ser futbolista. Al principio, no iba a entrenar y jugaba a otras cosas. Hasta que mi padre se enteró”, señala el ‘Rey León’, mientras recuerda que su propio progenitor le explicó “cómo funcionan las cosas”. “Me dijo que si quería jugar en un equipo tenía que respetar las reglas y, sobre todo, a mis compañeros. Desde ese día cambié mi mentalidad”, añade.

En este segundo capítulo también se relata cuándo Gabriel Batistuta dio a conocer su potencial. Fue en un encuentro entre las inferiores de la ‘Albiceleste’ y una selección de jugadores de su ciudad, Reconquista; el partido acabó 2-0 y el autor de sendos goles fue él mismo. “Aquel día el talento de Batistuta fue descubierto”, sentencia Benedetti.