Hay que tenerlo muy claro para cambiar de entrenador a dos meses del Mundial. Es curioso que una federación como la japonesa, que aparentemente parece más fría y no tan temperamental como las europeas o latinas, haya tomado una decisión tan importante.

Vahid Halilhodzic era el técnico de Japón hasta el pasado mes de abril,. El bosnio llegó en 2015 al banquillo nipón para sustituir a Javier Aguirre, quien fue cesado debido a su implicación con los casos de amaño de partidos en La Liga. Halilhodzic clasificó a Japón con solvencia para el Mundial. Concluyó el clasificatorio con 20 puntos, uno por encima de Arabia Saudí y Australia, habiendo perdido tan solo dos partidos. Nada hacía sospechar que la federación terminaría despidiendo al veterano entrenador bosnio, pero dos amistosos a finales de marzo lo cambiaron todo.

Ya sabéis, la justa relevancia que tienen esa serie de encuentros; Japón empató con Malí y perdió frente a Ucrania. Pues bien, el presidente de la federación, Kozo Tashima, anunció su cese debido a los malos resultados de los amistosos y, según él, a la mala relación que tenía Halilhodzic con algunos jugadores.

 

LA PREVIA DE JAPÓN

EL PERFIL DE JAPÓN

EL RECUERDO DE JAPÓN

ESTE 2018, JAPÓN HA SIDO NOTICIA POR…