*Esta lista está extraída del #Panenka77, un número que puedes conseguir aquí.


1. Rogério Ceni

131 goles ilustran la carrera del mítico goleiro del Sao Paulo, el más anotador de la historia del fútbol. Sus dianas de penalti y libre directo se cuentan por decenis.

2. José Luis Chilavert

¿Un hat-trick siendo portero? La zurda del paraguayo no entendía de imposibles, y en Ferro lo saben bien. Aquella tarde de 1999 los descarriló desde los once metros.

3. Hans-Jorg Butt

Anotó 26 penaltis en la Bundesliga y otros tres en Champions, siempre contra la Juventus. Cada vez que aparecía por Turín con el Bayer se agotaban las aspirinas.

4. Andrés Palop

Solo fue uno, pero ¡qué gol! Cabezazo salvador para mantener a los de Nervión en la senda de su segunda Copa de la UEFA consecutiva. Para el Shakhtar fue un varapalop.

5. Johnny Vegas

45 goles adornan el historial del peruano, quinto portero más goleador de todos los tiempos. Con ese nombre de estrella del reggaetón seguro que las ponía con música.

6. Anatoly Pata

Pese a buscarlas con esmero no hemos sido capaces de encontrar imágenes de sus siete goles de penalti con el Dynamo Stavropol y el Dynamo Izobilny. Vamos, que no sabemos con qué Pata le pegaba…

7. Óscar Pérez

Tres de los cuatro goles firmados a lo largo de su vasta carrera han sido de cabeza… pese a medir 1,71 metros. El Conejo, todavía en activo en Pachuca con 45 años, no sufre mal de altura.

8. Oscarine Masuluke

La chilena del portero del Baroka frente al Orlando Pirates le valió una nominación para el Premio Puskas 2017. Pese a su espectacularidad, no estuvo cargada de artificio. Más que baroka fue impresionista.

9. Jörg Siebenhandl

El día que debutaba con el Wiener Neustadt marcó desde su propia área para sellar el primer gol de la Bundesliga austríaca 2011-12. De esos goles que ya no sieben.

10. Charlie Williams

El primer registro de un gol anotado por un guardameta es de abril de 1900. Jugaban el Manchester City y el Sunderland. Todavía sin Guardiola. Por eso Charlie le pegó con todo desde su propia portería.