Ayer pusimos en marcha una de esas iniciativas que dan sentido a nuestro trabajo. Hace casi ocho años que empezamos a editar la revista mensual con el objetivo de explicar historias que ensalzaran el lado que más apreciamos de nuestro deporte. Siempre convencidos de que, el fútbol, además de ser un mero entretenimiento de 90 minutos, puede ser una herramienta imparable para ayudar a construir una sociedad un poco mejor y para impulsar acciones de carácter social y solidario.

Con esta voluntad hemos impulsado ‘Las batas más fuertes’, una idea sencilla que puede llegar a ser muy útil: convertir camisetas oficiales de fútbol en batas de hospital. Los niños y las niñas hospitalizados juegan un partido muy difícil todos los días, pero si se ponen la camiseta de su equipo, en lugar de la aburrida bata verde, su estado de ánimo puede mejorar, haciendo que se sientan más fuertes.

La idea original llegó a nuestros oídos gracias a la propuesta de tres creativos, Diego Lauton, Irene Labat y Fede Botella, fundadores del colectivo ‘We are Xuxa’. Desde el primer momento entendimos que desde Panenka estábamos obligados a contribuir a hacer realidad una iniciativa como esta. Nos pusimos en marcha.

En la primera fase, hemos querido, fundamentalmente, dar a conocer el proyecto a todo el mundo. Confeccionamos unas primeras batas en un taller de Madrid y las entregamos al Hospital de San Rafael, donde grabamos las imágenes que han servido para difundir la iniciativa. La acogida ha sido abrumadora. 

Son innumerables las muestras de solidaridad y de apoyo que hemos recibido. Nos habéis ofrecido dinero e incluso vuestras colecciones de camisetas… Es demasiado. Muchos particulares y colectivos nos habéis escrito para poder colaborar. Hemos recibido correos de toda España, de clubes, de asociaciones, de hospitales y de particulares. Nos ha sorprendido la acogida que ha tenido la idea fuera de nuestro país: desde México, Chile, Argentina, EE.UU., Senegal, Benin, Italia, Portugal o Francia también nos ha llegado el interés por sumarse al proyecto. Queremos daros las gracias a todos y pediros disculpas si, sobre todo en redes sociales, no podemos alcanzar para dar respuesta a todas las menciones.

De momento, no podemos albergar las donaciones, pues lo primero que necesitamos es tener a quién dirigir las batas. En este punto, lo que buscamos es que el máximo número de hospitales y centros de salud posibles se hagan eco de la iniciativa y se decidan a sumarse a ella, escribiéndonos un correo a lasbatasmasfuertes@panenka.org. Estamos convencidos, porque así nos lo habéis demostrado, que no faltarán camisetas para convertirlas en las batas más fuertes.

A mediados de junio, cuando hayamos recogido todas las peticiones de los distintos hospitales y centros de salud, será momento de recopilar camisetas para donárselas a todos ellos. Esto no ha hecho más que empezar y, ojalá, podamos ayudar al mayor número de niños y niñas posible, con este modesto granito de arena.
Una vez más, ¡gracias a todos!