5 / Falcao

De Radamel a Gargamel o cómo algo que empezó to’guapo se ha ido poniendo feo, feo. El delantero colombiano era poco más que un semidios del fútbol en 2013 pero renunció a jugar la Champions con el Atlético para poner rumbo a Mónaco. En el Principado contó más billetes que goles, así que ‘puerta’ y a por la Premier en formato cesión, que aun le da menos glamour al asunto. Falcao apenas intimidó con la camiseta del United el año pasado; y este curso, con la del Chelsea, parece que la cosa va a peor. Sustituto de emergencia de Diego Costa -todo lo contrario de lo que sucedía en el club rojiblanco, caprichosa es la vida-, desde Inglaterra ya dan por hecho que el club de Londres no va a renovar su interés en él cuando acabe la temporada. Como le ocurriera al artista mexicano Juan Gabriel, a veces basta un paso en falso para precipitarse al vacío.

4 / Correa

Alivio entre la familia colchonera: el Correa que falla este gol no es el del Atlético. El autor de esta jugada tragicómica se llama Joaquín y juega en la Sampdoria. “¿Te gusta jugar en la Sampdoria, Joaquín? Te guuuustaaaaaba!“, le habría despedido sin reparos José María García. Pero el chico es joven -cosecha de 1994- y todos cometemos pecados de juventud. A su favor, que el rechazo del portero con el culo es tan sutil que la pelota se queda con un efecto malévolo. Y claro, así es imposible. Analizando mejor la imagen, encontramos a un héroe: el defensa que, en un nanosegundo, es capaz de retirar la pierna jugándose el ligamento de la rodilla. No era cuestión de contraprogramar uno de los fallos más clamorosos del año.

3 / Benítez y Carmena

Viven en la misma ciudad, representan a dos de los organismos/entidades más importantes de la misma, y no, no se conocen de nada. De pasta de boniato nos quedamos al descubrir que el entrenador del Real Madrid, Rafa Benítez, no conocía a la alcaldesa de la capital de España, Manuela Carmena. Y rozamos el desprendimiento neuronal con la confirmación que la propia Carmena dio a a la prensa al día siguiente: “No, no sé quién es Rafa Benítez”. En una era en la que Tinder te conecta en un solo click hasta con la vecina del primero de una aldea de Zamora, que estos dos ilustres madrileños no sepan ni ponerse cara es cuanto menos sospechoso.

2 / Sprimont-Berchem

Minuto 43 de un apasionante Sprimont-Berchem de la tercera división belga. El partido no tiene pinta de que vaya a pasar a la historia del fútbol moderno y sin embargo acabará en las páginas de todos los periódicos al día siguiente. De repente, un helicóptero sobrevuela el estadio; a continuación, aterriza en el centro del campo. Ante la surrealista imagen, futbolistas y árbitro deciden huir de la aeronave, que al tocar tierra escupe a dos médicos. Al parecer, un vecino de la zona había sufrido un ataque al corazón y a esta ambulancia con hélices le vino bien acomodarse en el césped para poder atenderlo. De verdad, no nos han dejado disfrutar de los drones y los helicópteros ya se han vuelto a poner de moda.

1 / La FIFA

Cómo se está poniendo la FIFA, amigos. Blatter, suspendido; Platini, suspendido. No se veía una concadenación de suspensos tan agresiva desde que Froilán se vino arriba y prefirió no estudiar en la recuperación de septiembre. Pero hay algo mucho peor: a este paso se va a celebrar la gala del Balón de Oro en la prisión de Zurich. Aunque si el ganador es Messi, a lo mejor no chirría tanto la imagen del argentino levantando el trofeo entre rej… Va, fuera, que nos perdemos. El Comité de Ética ha actuado bien, pero es que el FAIL general de la FIFA ya es crónico. La policía anti corrupción nunca vivió un momento tan álgido: “Let’s go to work“.