Hace apenas unos días, el Parque de los Príncipes abrió sus puertas para acoger a 45.261 espectadores que se citaron a las 21.00h en la capital francesa para disfrutar de la ceremonia y el partido inaugural de la octava Copa Mundial Femenina de la FIFA. Esa noche del 7 de junio no solamente sería el debut de ‘Les Bleus’ en la competición internacional de 2019, sino que también sería la noche perfecta para Eugénie Le Sommer, primera goleadora de la presente Copa del Mundo. Parecía como si el espíritu de Luis XIV, también conocido como Luis ‘el Grande’, se reencarnara en la ‘9’ francesa –coincidiendo la fecha con el mismo día en que fue coronado como rey de Francia– para armar de poderío a su selección y convertirla en una de las favoritas de este Mundial.

La delantera de ‘Les Bleus’ cumple una década desde su debut con la absoluta en 2009; año que marcó un punto de inflexión en su prematura carrera futbolística. Al finalizar esa misma temporada como máxima goleadora de la liga francesa con 19 dianas, decidió poner rumbo a Lyon y dejar atrás el que fue su primer equipo en la máxima categoría francesa, el Stade Briochin, para fichar por el Olympique, vigente campeón de Europa. Y desde su llegada al conjunto lionés no ha dado tregua a su palmarés, aumentándolo año tras año con una sed insaciable, sumando un total de nueve ligas francesas, siete copas de Francia y seis Champions League.

 

No contenta con prácticamente alcanzar a la goleadora francesa, ya superó en febrero del año pasado a Lotta Schelin como máxima anotadora del Olympique de Lyon

 

No obstante, ahora Le Sommer focaliza su atención en batir nuevos récords, y es que a la killer del cuadro francés le encantan los retos y este Mundial es una oportunidad de oro para coronarse como la máxima goleadora en la historia de la selección francesa, tanto masculina como femenina. De momento, es Marinette Pichon la única que la supera con 81 goles frente a los 75 de la delantera.

No contenta con prácticamente alcanzar a la goleadora francesa, ya alcanzó en febrero del año pasado a Lotta Schelin como máxima anotadora del Olympique de Lyon. Y ahora está a tan solo nueve goles de ser también la primera en la lista de goleadoras de la Champions League, privilegio del que aún puede disfrutar la veterana artillera alemana Anja Mittag.

Si de datos tenemos que hablar, deberíamos volver al anfiteatro del fútbol francés, al lugar donde se dio el pistoletazo de salida de la Copa del Mundo: el Parque de los Príncipes. Como un flashback, típico recurso cinematográfico, retrocedemos al minuto 9 para vivir un momento de película. Tras una cabalgada por banda derecha, la líder del cuadro francés, Amandine Henry, sorprende a la línea defensiva con un pase de la muerte para que Eugénie Le Sommer aparezca desde segunda línea para hacer estallar a la afición francesa con un disparo a bocajarro; añadiendo a su abanico de récords el gol más rápido en un partido inaugural de un Mundial femenino.

Ese gol significaba algo más que convertirse en la primera goleadora del Mundial de 2019. Y es que a la delantera le gusta ser protagonista en los debuts de su selección en citas internacionales. La Eurocopa de Suecia en 2013, el Mundial de Canadá en 2015, los Juegos Olímpicos de Rio en 2016, la Eurocopa de Holanda en 2017 o el Mundial de Francia en 2019 son, sin más dilación, las últimas competiciones consecutivas en las que Le Sommer ha debutado con un gol en el partido inaugural. Cinco competiciones, cinco debuts, cinco goles.

La francesa bate todos los récords que se le ponen por delante, pero se le resisten los títulos con su selección, a pesar de que el fútbol francés es ya un modelo a seguir para el resto de Europa. Ahora solo les falta conquistar el mundo. No queda duda que Eugénie Le Sommer sonará fuerte en los altavoces de los más grandes escenarios franceses y su nombre no parará de encabezar listas goleadoras si sigue en esta misma línea. El espíritu de Luís XIV apareció en el Parque de los Príncipes para coronar a Le Sommer como reina de Francia.