El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, es uno de los protagonistas del último número de nuestra revista, correspondiente al mes de diciembre, un especial sobre la relación entre el cine y el fútbol. Así pues, el productor cinematográfico y dirigente futbolístico es una voz autorizada que aúna ambos mundos. En su entrevista con la publicación futbolística, Cerezo habla del fútbol desde la perspectiva del negocio. Desde ese punto de vista, afronta una de las cuestiones que han preocupado a los colchoneros en los últimos meses, la posible marcha de Griezmann. Preguntado por ese asunto, reflexiona: “El aficionado se deja llevar por un sentimiento irreal. ¿Cómo se explica que aplaudan a un jugador aunque falle, y por hacer una declaración, ya no le perdonan nada? No están aquí para dar besitos al escudo, sino para meter goles y jugar bien”. En ese sentido, y pese a las características tan pasionales de la afición rojiblanca, niega que el romanticismo en este deporte sea algo habitual. “El romanticismo en el fútbol, del que tanto habla la gente, es muy eventual. El fútbol no es romántico. Es una realidad social que expresan once jugadores contra otros once, y un tipo los dirige. Como la vida misma”, explica, e insiste en que el fútbol es, básicamente, un negocio: “El sentimiento en el fútbol se debe perder. El sentimiento o la fidelidad están muy bien, pero esto es un negocio. Soy realista. ¿De qué vale estar enamorado de un jugador si mañana viene con una oferta en la que nadie pierde?”.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA

Sin saber aún si Griezmann seguirá o no su camino, también habla de los jugadores que se han marchado del Atlético, con una crítica específica al ‘Kun’ Agüero. “Todos los que se han marchado del Atleti, lo han hecho felices. Todos menos el Kun. Agüero ni se despidió. Si se hubiese ido como Falcao o Forlán, aquí le recibirían bien, por eso veo lógico que se le pite”, declara, aunque se muestra comprensivo con los jugadores que en algún momento han tenido el deseo de abandonar el Calderón o el Wanda Metropolitano. “Si un jugador pide un cambio es porque tiene una mejora económica en otro club, así que si tú no puedes pagarle, es normal que se quiera buscar la vida. No conozco a nadie que se quede en su empresa cuando viene otra que le ofrece el doble. Y no se quiere menos a una persona por marcharse”, comenta.

Sobre el técnico del Atlético, Diego Pablo Simeone, Enrique Cerezo reconoce en la entrevista que tiene dudas de lo que ocurrirá cuando el Cholo ya no esté en banquillo colchonero. “Tengo una curiosidad: si mañana se va Simeone, ¿la afición seguirá considerándolo un héroe?”, se pregunta.

Sobre las posibilidades del Atlético de Madrid, Cerezo insiste en que el equipo sale a “ganar la liga todos los años, pero ahora ya no existe tanto ese factor [sorpresa], ahora no se le meten cinco goles a casi nadie”, justifica, aunque, haciendo un guiño al mundo cinematográfico, y en la línea en la que se desarrolla esta entrevista en Panenka, asegura que “el Atleti ya no es ciencia ficción, es cine realista”.