En el transcurso del su carrera como entrenador, Antonio Conte ha construido su reputación por su flexibilidad táctica y su imaginación en la interpretación de diversas formaciones. Desde el sistema 3-5-2 que usó tan eficazmente durante su etapa en la Juventus, y que lo llevó a ganar tres títulos consecutivos de la Serie A, a la formación 3-4-3 que recientemente ha desplegado en un amistoso contra España.

PERFIL(M)La imprevisibilidad de Conte puede jugar tanto a su favor como en su contra, como se ha visto con los resultados cosechados desde que se hizo cargo de los ‘Azzurri’ en 2014. Sin embargo, a los 46 años de edad, seguirá con sus variaciones ya que, al final, su objetivo es analizar en cada encuentro cómo obtener lo mejor de los jugadores que están a su disposición exprimiendo las debilidades del rival.

 

Las lesiones de Verratti y Marchisio pondrán a prueba la flexibilidad y el ingenio de Conte, tentado con retornar al 3-4-3

 

Limitado por las lesiones de centrocampistas importantes como Marco Verratti (PSG) y Claudio Marchisio (Juventus), la flexibilidad y el ingenio de Conte se encuentran ahora ante su mayor reto. El retorno a un 3-5-2 o incluso a un 4-4-2 ó un 4-3-3 convencional parece posible, pero haciendo caso a lo que se ve semana tras semana, el 3-4-3 es la opción más probable.

Ante todas las dudas existentes, hay varios jugadores que tienen su puesto asegurado en la alineación titular del debut contra Bélgica en Lyon, el 13 de junio: Gianluigi Buffon, Leonardo Bonucci y Andrea Barzagli probablemente formarán en el eje de la defensa, mientras que en función de el estado de forma y la formación escogida, Giorgio Chiellini, Matteo Darmian y Alessandro Florenzi podrían figurar en un sistema 3-4-3. Esa sería la alineación preferida de Conte, allanando el camino para que los veteranos Thiago Motta y Daniele De Rossi ocupen los dos puestos en el centro del campo. Sin embargo, puede que no esté tan claro. Chiellini, Darmian y Florenzi han atravesado problemas musculares en las últimas semanas, pero deberían estar a punto para el debut.

El trabajo y la calidad de Antonio Candreva y Stephan El Shaarawy les debería dar la titularidad en los flancos del ataque, con Graziano Pellè como claro referente ofensivo, ya que Conte siempre ha mantenido una fe ciega en él. Los ‘Azzurri’ dependerán de su fortaleza colectiva para lograr hitos importantes en Francia.

ONCE PROBABLE_

Irlanda

LA SORPRESA_

Reforzado por el brazalete de capitán de la Roma, Alessandro Florenzi ha dado un salto cualitativo. Con siete goles y cuatro asistencias, partiendo casi siempre de la posición de lateral, su energía, la calidad con el balón y su magia podrían encumbrarlo como una de las estrellas del torneo.

LA DECEPCIÓN_

Graziano Pellè ha dejado de ser titular en Southampton, y habrá que ver si no traslada los problemas con su club a la selección. Tendrá que ser constante y fuerte psicológicamente o, de lo contrario, podría quedar fuera en favor de Domenico Berardi o Simone Zaza, que están preparados para llamar a la puerta cuando sea el momento.

LAS EXPECTATIVAS_

Mucho depende del estado de forma de los jugadores y de que Conte acierte con su planteamiento táctico. Si bien parece que no hay suficiente calidad en el equipo para llegar hasta la final, los italianos sin duda deben estar en la fase final: las semifinales son un objetivo ambicioso pero realista.

Sumeet Paul | | La Gazzetta dello Sport

 


Este artículo forma parte de la red de medios que ha coordinado el diario inglés The Guardian de cara a la Euro2016. Se trata de una cooperación entre 24 de los mejores diarios y revistas de los países presentes este verano en Francia. Panenka es la cabecera escogida como representante de esa asociación en España.
mockup_portada_home_Panenka#53 copia

logo euro16 panenkapq