COMPRA EL #PANENKA74 SUSCRÍBETE NÚMEROS ANTERIORES

 

Marc-André ter Stegen ultima su cuarta temporada en el FC Barcelona. Y en el #Panenka74, correspondiente al mes de mayo y ya a la venta, reflexiona sobre la posición del guardameta. A través de una entrevista de hora y media, plasmada en 12 páginas, el alemán aborda las cualidades que, según él, debe tener un portero moderno.

No estaría aquí si no supiera jugar con los pies. Es importante para este club“, afirma. Y ahonda en las características que, de un tiempo a esta parte, le han situado entre los mejores del mundo bajo palos. “Creo que lo que hace que un portero sea o parezca ‘moderno’ es que tenga un buen juego de pies, que esté siempre atento detrás de la línea defensiva, por si hay un balón a su espalda y tiene que anticiparse. Pero, claro, el Barça, desde hace muchos años, desde la época de Víctor Valdés, siempre tuvo un portero valiente con los pies, que ayudó al equipo“, explica. Sin embargo, Ter Stegen prefiere desmarcarse del portero de L’Hospitalet: “Yo no soy como Valdés y no lo quería ser“. De hecho, el verdadero referente de Marc-André fue Oliver Kahn, al que idolatró desde los diez a los 15 años. “Nuestro estilo es distinto pero me fijaba en él por su mentalidad”.

A vueltas con el estilo de juego azulgrana, donde el portero tiene mucho protagonismo, el internacional alemán lanza una interesante reflexión sobre cómo es de importante el encaje en una portería como la del Camp Nou. “Hay porteros que encajan perfectamente en cada estilo, como Ederson o Bravo en el City. Y otros como Buffon que están bien ahí [en Turín]. Pero si haces un cambio, si yo jugara en la Juventus y Buffon en el Barça, tal vez yo no sería el que soy ahora“.

 

Cuestionado sobre la llegada de Ernesto Valverde al banquillo azulgrana, Ter Stegen se muestra convencido de que lo mucho que el ex del Athletic Club conocía al Barça ha tenido efectos positivos. “Tenemos un técnico que lo ha visto desde fuera. Cuando entrenaba al Athletic, siempre nos presionó de una u otra manera y nos hizo sufrir muchísimo en su campo. Ahora tenemos un entrenador que sabe lo que hemos hecho exactamente hasta ahora. Este año hemos mejorado defensivamente, era obvio que teníamos que estar más juntitos. Trabajando de verdad, aunque si hay que defender unos minutos, sabemos lo que tenemos que hacer“.

Marc-André ter Stegen también tiene palabras de agradecimiento para Andoni Zubizarreta (entrevistado en Marsella en el mismo #Panenka74), quien avaló su fichaje para el Barcelona cuando era jugador del Borussia Mönchengladbach. “Valoré que quisiera conocerme en persona. Y me dijo cosas interesantes: me habló del estilo, la mentalidad, la cultura de este club. Y que la portería del Barça parece más grande“, confiesa.

Lo que no se esperaba el alemán, a pesar de su juventud, es que debería competir con Claudio Bravo por la portería azulgrana. El chileno se quedó con la titularidad en Liga los dos primeros años. “Yo quería ser el número 1 aquí como sea. Y claro, cuando me enteré que sería Bravo fue complicado. Porque era internacional, había ganado títulos, tenía más experiencia“, explica Marc-André. Y continúa: “Compartir trabajo durante unos años es muy complicado. Después del primero fue difícil aceptar la situación pero había que hacerlo porque ganó la liga pero después del segundo año ya no me gustó la situación. Supimos todos y el club también que aquello era difícil“.

Ter Stegen aborda otras muchas cuestiones en la entrevista en papel. Desde el rol que le espera en la selección alemana hasta la dieta que cuida con absoluta dedicación, pasando por su nueva vida en el centro de Barcelona, donde suele desplazarse a pie para hacer la compra o descubrir nuevas tiendas, dos de sus grandes aficiones.