El mundo de los deportes y de las apuestas están ligados desde siempre, a muchos nos gusta agregar esa emoción de ganar cuando también nuestro equipo favorito gana, y claro no es de sorprenderse que el deporte que más apuestas recibe en países latinoamericanos es el fútbol. Sin embargo, lo que no es tan evidente es la legalidad y normatividad de estas apuestas a través de plataformas de apuestas en línea.

La industria de las apuestas en línea está en constante crecimiento a nivel global, sin importar el país del que se hable el número de fans de los casinos en línea crece día a día, aunque la regulación de esta industria cambia completamente de un país a otro. En algunos lugares como el Reino Unido y España las apuestas deportivas en línea son aceptadas y reguladas a nivel nacional, mientras que hay países como Estados Unidos donde las apuestas deportivas son por defecto ilegales, aunque la regulación de la industria de las apuestas se maneja a nivel regional y algunos estados ya las permiten bajo ciertos términos, claro está. A través de este artículo presentaremos los aspectos legales y posturas regulatorios de los principales países latinoamericanos en relación a las apuestas de fútbol en línea.

En la mayoría de los países latinoamericanos las apuestas deportivas por internet todavía se encuentran en una zona gris dentro de las regulaciones nacionales. El principal problema para las autoridades es regular una industria donde, si bien los usuarios se encuentran residiendo en el país, las empresas que ofrecen estos servicios se encuentran basadas en otros países donde ellos no pueden ejercer autoridad. El resultado; la mayoría de los países latinoamericanos han emitido las mismas leyes: Cualquier empresa que resida en el país en cuestión que quiera ofrecer apuestas deportivas en línea deberán contar con un permiso especial y pagar los impuestos correspondientes, así mismo los usuarios solo deben tener cuidado al seleccionar casinos online que residan en su país ya que realizar apuestas en plataformas online que residan en el extranjero no está penalizado. Un país que vale la pena remarcar por sus cambios recientes de regulación de apuestas deportivas en línea es Colombia al firmar el primer contrato con una plataforma internacional de apuestas deportivas online.

Hay países como México y Chile que han procurado usar las plataformas de apuestas deportivas en línea para promover la industria de apuestas físicas, en varios casos es permitido a nivel nacional realizar apuestas por internet de algunos eventos deportivos realizados a nivel nacional, sin embargo casi siempre están limitadas a carreras realizadas en algunos hipódromos y no cubre al mejor y más popular deporte de América; el fútbol.

Hay varios países que manejan regulaciones provinciales para la industria de las apuestas en línea, casos como Argentina, dotan de autoridad a sus gobiernos provinciales para decidir sobre este mercado lo cual ha sido muy criticado tanto por los profesionales de la industria como por los usuarios. En un contexto cada vez mas global, con una industria que exige la colaboración internacional para asegurar un servicio de calidad para sus usuarios, resulta incongruente mantener varios centros de autoridad en cada país que puedan intervenir en un dialogo necesario para regular esta creciente industria. Como consecuencia de este tipo de regulación, los usuarios deben mantenerse informados no solo de las disposiciones de su gobierno nacional como del regional que puede prohibir ciertos tipos de sitios de apuestas por internet o modalidades de apuestas deportivas.

En América Latina también hay muchos países que no han dictaminado leyes particulares en relación a las apuestas deportivas a través de internet, razón por la cual apostar al fútbol en línea no es ni legal ni ilegal, algunos de los países que se encuentran en esta situación son: Bolivia, Ecuador y Paraguay

Finalmente están los países que penalizan las apuestas deportivas en línea, el más claro ejemplo es Brasil, este país prohíbe varias formas de apuestas y juegos de azar, tanto físicos como en línea, de hecho a diferencia de la mayoría de los países Latinoamericanos, Brasil ha buscado recientemente crear leyes que restrinjan completamente el acceso a plataformas de apuestas online internacionales para usuarios brasileños.

Es evidente que existen diferentes perfiles latinoamericanos en relación a las apuestas de fútbol online; de hecho, la única constante es el cambio, esta industria en crecimiento exige de igual modo cambios constantes en su regulación. Por lo que es de vital importancia mantenerte informado sobre estos cambios y asegurarte de que tus apuestas de fútbol en línea se encuentran dentro del marco de la ley.