Cómo nos gustan los defensas con gol. Son esa rara avis. Aquellos que dejan a un lado el oficio y pasan al ocio. Pero no solemos ser justos con ellos. Los tratamos como si no supieran lo que es un disparo preciso, o colocar bien el pie. Su trabajo consiste en interrumpir la acción más bonita de este deporte, y es por eso que cuando forman parte de ella tanto nos alegran. ¿Quién no quiso ser Robert Huth en el Stoke? Esos casi dos metros celebrando un gol, y Tony Pulis loco en la banda.

Esta vez nos toca hablar de un tipo que ha vuelto desde el infrafútbol. Reto Ziegler es capitán, central y máximo goleador de la liga suiza (igualado con Alioski). Así, sin morfina: Ziegler es el máximo goleador de una liga europea. El futbolista del Sion lleva más goles que Diego Costa, Higuaín, Messi, Luis Suárez, Griezmann, Aubameyang, o Lewandowski. Esto es una locura. Me entran hasta escalofríos. A sus 30 años, y tras pasar por diez equipos, ha explotado una faceta que se le desconocía. Ha dado tantas vueltas que cuesta relacionarlo con un solo club, pero ese quizá sea la Sampdoria. Ha sido en el Calcio donde ha pasado la gran mayoría de su trayectoria. Antes de volver a su país, pasó por Sassuolo y Fenerbahçe. Quizá en el cementerio de elefantes que es el fútbol turco adquirió poderes mágicos. Pero ya era momento de volver a casa, a Sion. Aquí es donde ha ganado el último de sus títulos: la Copa suiza de 2015. Su palmarés son básicamente títulos coperos.

Lo más impactante de que Ziegler esté haciendo muchos goles lo refleja un frío dato. Ha anotado sus 8 goles en tan solo 8 disparos. Esto ya me supera. No solo destaca como goleador, además lo hace con una capacidad de acierto demoledora. Llegados a este punto, uno puede pensar lo siguiente: “Ziegler ha sumado todos sus tantos a base de penaltis”. Es la reflexión lógica. La que todos nos hemos hecho. Pero no. Sus goles se desglosan de la siguiente manera: dos de cabeza, cuatro de penalti y dos de libre directo. Ocho veces ha disparo a puerta en sus once partidos con el Sion, y todos ellos han ido al fondo de la red. Estamos hablando del defensa central, no de Ronaldo Nazario. A estos 8 goles en liga, hay que sumar un noveno. Lo ha conseguido en copa y sí, también al primer toque. Si ponemos los datos de efectividad de Ziegler junto a los mejores delanteros de la Liga el asombro es mayor. Messi ha necesitado 36 disparos para 7 goles, Luis Suárez 27 para 7 goles, Griezmann 23 para 6 goles y Cristiano Ronaldo 39 para 2 goles. Aquí está uno de sus goles, atentos al disparo:

Este hombre no es Koeman o Fernando Hierro. Jamás ha destacado por ser un defensa goleador. De hecho, en toda su carrera ha anotado 20 goles y 9 son de esta temporada. Hasta con la selección suiza las cifras son muy bajas, un solo gol en 35 partidos. Ziegler se ha cansado de ser lateral izquierdo o central, ahora quiere sumar tantos. Ya ha hecho más goles que Batistuta a su paso por el Inter, y veremos hasta dónde llega su listón. Seguirá con sus disparos con la pierna izquierda, el brazalete de capitán y perforando redes.