En la vida todo pasa por saber elegir. Es simple, entre dos opciones o situaciones hay que saber tener la intuición necesaria como para escoger la más correcta. Por eso mismo, yo en 2009 creía que Marko Marin iba a ser un futuro Balón de Oro y preveía que su carrera iba a ser mejor que la de Mesut Özil. Quizá por eso he terminando juntando letras y no prediciendo el futuro como Aramís Fuster o Sandro Rey. Lo que sí tengo claro es que me enamoré de ambos y de aquel Werder Bremen. Fue un amor a primera vista. 

En 2009 sus vidas aún no se habían juntado del todo. Marko Marin venía de jugar su primera gran temporada en la Bundesliga, ascendió un año antes con el M’Gladbach a la máxima categoría del fútbol alemán y ya mostraba su talento. Özil, por su parte, le llevaba ya cierta delantera, era un año mayor que él y terminó esa temporada siendo titular con el Werder Bremen en la final de la Copa de la UEFA frente al Shakhtar. Los Wiese, Naldo, Frings, Pizarro, Hunt o Rosenberg cayeron en la final ante los Pyatov, Srna, Fernandinho, Willian, Jadson o Luiz Adriano. Parecía una final del Mundial entre Brasil y Alemania. Un año más tarde llegaría Marin al Werder, lástima que no hubiera estado en aquella final continental.

Ambos eran la gran esperanza de Alemania, sin duda eran los mayores talentos jóvenes del país. Como tales, sus caminos se cruzaron por primera vez en el Europeo sub-21 en el verano de 2009, justo antes de que Marin fichara por el club de Bremen a cambio de 8 ‘kilos’. Alemania salió campeona frente a Inglaterra. Özil fue titular en la final junto a Neuer, Beck, Höwedes, Boateng, Khedira, Wagner, Hummels o Gonzalo Castro. El futbolista rubio de origen bosnio, por su parte, no disputó un solo minuto de la final. En frente estaban unos jóvenes ingleses de los cuales muy pocos han tenido una carrera decente; Cattermole, Milner, Mark Noble, Gibbs, Rose, Tomkins o Walcott se salvan de la quema. Se podría decir que este es el único éxito conjunto que tuvieron ambos futbolistas alemanes.

 

Según Transfermarkt el valor actual de Özil es de 45 millones y el de Marin de 3

 

En el Werder tan solo coincidieron una única temporada: la 2009/2010. Y se salieron. Özil firmó nueve goles en liga y Marin otros cuatro, ahí estaban con el 11 y 10 a la espalda. Esto hizo que ambos a sus 21 años fueran convocados para el Mundial de 2010 con Alemania. Hasta ese momento Marko Marin parecía ser un jugador más completo y desequilibrante, aunque Özil mostraba una visión de juego que su compañero carecía. En ese verano de 2010 sus caminos se separaron, las carreras de uno y otro tomaron direcciones totalmente opuestas. El Real Madrid se llevó a Özil por 18 millones, Marin aún se quedaría dos temporadas más en la Bundesliga. Lo que viene ahora ya lo conocéis de sobra.

Özil firmó por el Real Madrid, ganó una liga y varias copas. Después el Arsenal pagó 47 millones por él y pese a no ganar muchos más títulos, ha tenido temporadas de un gran rendimiento. Si bien es cierto que de más a menos. ¿Qué le sucedió a Marko Marin? Pese a tener varias ofertas aguantó dos años en el Werder hasta que el Chelsea de Di Matteo pagó 8 millones, más la cesión de De Bruyne, por él. A todos nos pareció un fichaje brutal. Nos equivocamos, pues desde que fuera a Londres su carrera cayó en picado. Apenas sumó partidos entre Chelsea, Sevilla, Fiorentina (no llegó ni a debutar) y Anderlecht. Su carrera revivió de manera ligera en el Trabzonspor y Olympiacos, dos ligas acostumbradas a revivir a viejas glorias o estrellas frustradas. Ahora milita en un Estrella Roja con el que pudo anotar un bonito gol frente al PSG en París.

Así es la vida, Özil y Marin levantaron la Euro sub-21 en 2009, fueron juntos al Mundial de 2010, Özil fue campeón del Mundo en 2014 y ahora uno está en el Arsenal y el otro en el Estrella Roja. El bueno de Marko Marin al menos tiene dos Europa League en su palmarés, algo testimoniales pero al menos ahí están. Quizá hubiera ganado una tercera si llega a firmar por aquel Werder Bremen de 2009 unos meses antes, jamás lo sabremos. Según Transfermarkt el valor actual de Özil es de 45 millones y el de Marin de 3. Puta vida.