“¡No puedo estar más feliz! Los resultados de hoy han sido positivos; nueve de cada diez veces el diagnóstico es malo y, por lo tanto, habría tenido cáncer, pero uno de cada diez el tumor no es maligno, así que estoy sano y soy el chico más feliz del mundo”. Con estas palabras, Fran Sol confirmaba la mejor de las noticias a través de sus redes sociales. El pasado jueves 26 de octubre, el excanterano del Real Madrid y delantero del Willem II pasó por el quirófano para ser operado de un tumor testicular que se le detectó a principios de la semana pasada.

A la espera de conocerse los resultados de la intervención, la afición del club de Tilburgo aprovechó el encuentro del fin de semana ante el Ajax de Ámsterdam para rendirle un homenaje a su máximo goleador. Sus compañeros saltaron al césped con camisetas en las que se podía leer: “Mucha fuerza amigo, estamos contigo”.  Y los aficionados inundaron las gradas con banderas españolas e imágenes y pancartas en apoyo a Fran Sol. Poco importó el 1-3 con el que se llegó al final del encuentro, ese día estaba reservado para el delantero madrileño.

Tras el sentido homenaje, llegaron las buenas noticias. Este pasado miércoles el Willem II hizo un comunicado en el que se detallaba que los resultados de la operación habían salido positivos y que el futbolista no debería recibir tratamientos adicionales. Por lo tanto, después de unos días de reposo, Fran Sol podrá volver a los entrenamientos a partir de la semana que viene.