En Benevento hay brujas. Un conjuro, un aceite mágico que te hace volar y ritos paganos en el río Sabato. Seguro que Iker Jiménez  ha pernoctado en sus orillas, fijo que quiere elevarse con una escoba por toda la Campania. Visto así, ¡yo también quiero de ese brebaje! El néctar de la nigromántica, el que mantiene al Benevento Calcio en las posiciones altas de la Serie B.

La ciudad de Benevento, conocida en el pasado como Malevento, está situada en el sur de Italia, en la Campania. Forma una de sus cinco provincias, las otras son Nápoles, Avellino, Caserta y Salerno. No es una urbe muy grande, está edificada sobre unas colinas y en ella viven algo más de 60.000 habitantes. Posee muchos recuerdos de la Antigüedad, el más famoso es un arco del triunfo de Trajano. Pero la localidad del sur es conocida por tener una historia sobre brujería. Se trata de unos relatos que cuentan la existencia de brujas en Benevento, durante la época de la invasión lombarda. Ante la inquisición que las perseguía, muchas fueron allí en busca de cobijo. Durante las mañanas su comportamiento era normal, lo anómalo llegaba con la luna. Bajo un nogal, en las orillas del río Sabato, hacían rituales y orgías. Todo un acontecimiento, imagino a Cassano sintiendo recelo. La leyenda dice que las brujas se convertían en viento y se colaban por debajo de las puertas de las casas. Este tipo de relatos no transcienden demasiado, pero en Benevento todavía su recuerdo está muy presente. Lo podemos apreciar desde el famoso licor llamado Strega (bruja en italiano), hasta el propio escudo del Benevento Calcio.

BeneventoEl club italiano se fundó en 1929 pero como ocurre con el 90% de los equipos italianos, ha sufrido numerosas refundaciones a lo largo de su historia. Es la modestia personificada. Jamás en su larga vida habían estado tan arriba en el Calcio. Su pasada temporada fue maravillosa. Lideraron la clasificación de su grupo de tercera división y ascendieron de forma directa al segundo escalón italiano. En el llamado Girone C encontramos a otros mitos como Foggia, Lecce, Casertana, Juve Stabia o Catania. Clubes que hasta hace nada estaban incluso en Serie A. Las catacumbas del Calcio son apasionantes. Sí, también existe un club llamado Monopoli. Podéis hacer las coñas oportunas, en otro momento hablaremos de ellos.

Durante los últimos años se está instaurando una moda en el fútbol italiano, la moda de ver a equipos modestos en la Serie A. Conjuntos que nunca antes habían ni soñado con poder estar ahí. La gran mayoría duran realmente poco en la élite, pero es algo bastante molón. Es preciosa y necesarias esa variedad de clubes. Este año ha sido el turno del Crotone, pero hace nada lo fue del Carpi, Frosinone o Sassuolo. Como si del mismo aceite de las brujas se hubieran impregnado, los futbolistas del Benevento van volando hacia un nuevo ascenso. Todavía quedan tres jornadas antes de que termine 2016, pero van terceros a pocos puntos de los dos primeros, y con un colchón importante en los puestos de playoff. Los próximos duelos no serán sencillos. Italia también tiene su propio boxing day, todos los equipos de la segunda división juegan el 24 de diciembre. En esa fecha, el Benevento se enfrentará al segundo clasificado: Frosinone. Al menos cierran el año en casa ante el débil Pisa. No lo olvidemos, jamás habían estado en Serie B y van a  llegar a 2017 siendo uno de los máximos aspirantes.

Benevento2Resulta extraño no ver a ningún mito del fútbol italiano jugando en Benevento. Si uno repasa las plantillas de la Serie B, prácticamente en cada una encuentra a mitazos del Calcio. De hecho, la media de edad es de 26 años. Una cifra muy baja teniendo en cuenta que se necesita experiencia en la categoría, primero para mantenerse en ella y después para dar el salto. Su entrenador es Marco Baroni, toda una leyenda del Napoli. Jugaba de defensa, pero gracias a un gol suyo en el último partido de liga consiguieron el Scudetto en 1990. Como técnico ha tenido éxito entrenando al equipo Primavera de la Juventus, y en las últimas temporadas ha dirigido a clubes modestos como Virtus Lanciano, Pescara o Novara. El esquema habitual es un 4-2-3-1, rara vez altera su planteamiento táctico. En la plantilla destacan tres nombres por encima del resto. El primero de ellos es Raman Chibsah. El medio de Ghana, pese a su juventud, tiene experiencia en Serie A. Está cedido por el Sassuolo, y está realizando una gran campaña. Sus últimas temporadas no fueron lo que se esperaba de él, y es en el sur de Italia es donde se está revalorizando. El segundo futbolista que destacamos es Amato Ciciretti. Es canterano de la Roma, lleva el diez en la espalda y tiene una zurda exquisita. La única comparación con Totti es que celebró un gol haciéndose una selfie como su ex capitán. Juega a pierna cambiada, y le encanta entrar en diagonal para disparar a puerta. Hasta el momento lleva cuatro goles y seis asistencias. Tiene tan solo 22 años y es un futbolista muy interesante. Y el tercer jugador es el delantero, el gran Fabio Ceravolo. Lleva cinco goles, pero su experiencia es fundamental. Ceravolo es un futbolista de Serie B, de esos con calidad para estar en una categoría superior pero que se pasan su carrera en un segundo escalón. Sobre todo ha hecho goles para otros dos clubes del sur: Ternana y Reggina.

Al igual que las brujas de Benevento se colaban por debajo de las puertas, lo mismo quiere hacer su equipo de fútbol camino a la Serie A.