Hace algo más de un año escribíamos este artículo: “El largo viaje: desde África hasta el Mundial”. Trece meses después estamos ya en la última jornada en la que se decidirán los últimos tres billetes rumbo a Rusia, el camino ha sido muy largo. Como preveíamos Santo Tomé y Principe o Comoras no han podido llegar al final, un verdadero drama. La clasificación al Mundial vía África es la más complicada de todas las fases, la incertidumbre es la clara vencedora en estos duelos en los que vencer lejos de casa se convierte en toda una quimera. Tras caer unas cuantas selecciones por el camino las últimas veinte se citan en cuatro grupos, tan solo el primer clasificado de cada una irá a la tierra del vodka. Vamos a analizar los duelos definitivos que se celebrarán entre el viernes y el martes.

Grupo A (Túnez, RD del Congo, Guinea, Libia)

Bonito grupo, a la par que desigual, este con Túnez y RD del Congo como máximos favoritos. La lógica se ha impuesto, las dos selecciones con mayor potencial han quedado primera y segunda de grupo, tan solo han perdido puntos en sus enfrentamientos directos. Túnez venció en casa a la selección de Bakambu y Kakuta, entre otros, y además logró empatar en Kinshasa pese haber comenzado con un 2-0 en contra. En la última jornada el país magrebí recibe Libia y la RD del Congo hará lo propio ante Guinea. ¿Qué necesita Bakambu para estar en el próximo Mundial? Vencer a Guinea, que Túnez pierda y además recuperar tres goles de desventaja. Parece complicado que Túnez deje escapar esta oportunidad, ya que un empate le servirá para estar en un torneo que no visita desde 2006 en Alemania.

Grupo B (Nigeria, Zambia, Camerún, Argelia)

Sin duda este era el grupo más igualado de todos, es una pena que tan solo una selección de ellas pueda asistir al Mundial. Lo que no podíamos imaginar era el declive de Argelia, una selección con magníficos futbolistas y que venía de hacer un gran papel en Brasil. Los Mahrez, Slimani, Brahimi o Ghoulam no han ganado un solo encuentro en esta última fase, ha sido lógica la destitución de Lucas Alcaraz. Nigeria se ha clasificado de manera sencilla, teniendo en cuenta el grupo que tenía, por delante de Zambia y Camerún. Las “Águilas Verdes” no han perdido un solo partido y estarán en un Mundial donde ya es habitual verles jugar. La otra gran decepción ha sido Camerún. La actual campeona de África, derrotó este mismo año a Egipto, no ha podido finalizar ni en segunda posición, una lástima ya que no podremos ver a los Aboubakar, Choupo-Moting, etc en Rusia.

Grupo C (Marruecos, Costa de Marfil, Gabón, Malí)

Este grupo es una maravilla. Hemos llegado a la última jornada con un Costa de Marfil-Marruecos en todo lo alto, tan solo les separa un punto y lucharán en Abidjan por un billete. Para Marruecos un empate sería más que suficiente para acudir a Rusia, sin embargo “Los Elefantes” deben ganar sí o sí ante su público. Costa de Marfil tenía todo de cara para clasificarse como primera de grupo, pero sus dos últimos resultados han sido un empate en Malí y una sorprendente derrota fuera de casa ante Gabón. Sin embargo, Marruecos no ha caído una sola vez y logró empatar en Marrakech ante su máximo rival. El partido será terrible, se miden dos de las selecciones más potentes del continente africano con el claro objetivo de estar en Rusia. Por su parte, Gabón y Malí nada han tenido que hacer aunque su papel ante Costa de Marfil ha hecho que el grupo se ponga interesante.

Grupo D (Senegal, Burkina Faso, Cabo Verde, Sudáfrica)

Aquí está el grupo más polémico de todo el clasificatorio africano. Como bien sabréis muchos, o tal vez no, el Sudáfrica-Senegal se repetirá este viernes, 10 de noviembre, debido a la polémica actuación arbitral del ghanés Joseph Odartei Lamptey. El partido fue todo un escándalo, venció con gran polémica Sudáfrica y tiempo después, tras revisar las acciones del encuentro, se estimó que debía repetirse el duelo y además el árbitro ghanés debía ser sancionado de por vida. Teniendo en cuenta todo eso, si Senegal vence en Sudáfrica acudirá al próximo Mundial. De no ser así, tendrá una nueva oportunidad ante el mismo rival pero en su feudo. ¿Y qué pasa con Burkina Faso y Cabo Verde? Ambas se enfrentan en Uagadugú (Burkina Faso), tienen que ganar y esperar a que Senegal caiga en sus dos partidos. Burkina Faso ha tenido en su mano acudir a Rusia, pero lleva tres partidos seguidos sin poder vencer.

Grupo E (Egipto, Uganda, Ghana, Congo)

Aquí ya está todo el pescado vendido. “Los Faraones” se han impuesto en su grupo con total sencillez, una derrota en Uganda no mancha una brillante actuación de los de Héctor Cúper. Salah ha anotado cinco tantos en este clasificatorio, con un futbolista así es muy difícil que la selección más laureada de África no estuviera presente en Rusia. Perdieron la última final de la Copa África ante Camerún pero eso no ha hecho que los de Cúper acudan a un Mundial que se les resistía desde Italia 90. Efectivamente, pese a sus 7 títulos continentales rara vez hemos visto a “Los Faraones” en el máximo torneo de selecciones. Por su parte, Uganda sí plantó algo de cara a Egipto mientras que Ghana volvió a defraudar. El mito El-Hadary estará con sus 45 años defendiendo la portería de Egipto, se unirá al club de ilustres como Mondragón, Dino Zoff, Peter Shilton o Roger Milla.