Podríamos afirmar que la Copa Confederaciones es el clásico torneo que se inventa la FIFA para matar el tiempo en los veranos sin fútbol. Eso y para sacar algo de dinero a su merced. La idea es idéntica a la que tiene el Mundial de Clubes, consiste en juntar a todos los campeones continentales en una misma competición para así decidir quién es el mejor. Evidentemente esa corona la tiene, y la tendrá después del torneo, Alemania pero es bonito que acudan selecciones como Australia, Camerún o Nueva Zelanda. Aquí venimos a ver a los combinados menos mainstream, como si nuestro corazón hubiera olvidado a Tahití y sus goleadas. La Copa Confederaciones es eso, los primeros días de verano acompañados de selecciones nacionales y poco ritmo. Lo que viene siendo la cerveza con limón de los campeonatos, vaya. Un quiero y no puedo.

Grupo A:

RUSIA (anfitriona) “Adiós a la vieja guardia”

Akinfeev¿Dónde están los Ignashevich, Berezutski, Shirokov, Torbinski o Kerzhakov? No los busque, se han ido y no volverán. La madre Rusia ha quedado huérfana de ídolos, alguien tendrá que sostener bajo sus hombros el carisma de Onopko, Arshavin, Karpin, Pavliuchenko y Mostovoi. Nada, es imposible. La vieja guardia se tomó un merecido descanso, al menos Akinfeev y Zhirkov continúan el legado. La Rusia de Stanislav Cherchesov tiene la presión de una campeona sin haber levantado un trofeo en décadas, a un año de la cita mundialista no pueden hacer un mal papel en la Confederaciones. Es una selección muy cambiada, sin grandes estrellas y que se ha ido rejuveneciendo en los últimos tiempos. Es curioso que todos sus futbolistas militen en la liga nacional, desde el Arsenal de Tula hasta un gran número del FC Rostov. Sin Dzagoev o Dzyuba, la cara más reconocida será el mítico portero Akinfeev. Ganar no es una obligación, pero sí ofrecer una buena imagen antes de ser los anfitriones mundialistas.

NUEVA ZELANDA (campeón de Oceanía) “Diversión kiwi”

WoodLa selección oceánica debe sentirse como pez fuera del agua en torneos así, aquí los rivales sí muerden y no como Nueva Caledonia, Islas Salomón o Papúa Nueva Guinea. Son los reyes de la barraca en Oceanía, los auténticos jefes, desde que Australia se pasó a la confederación asiática. De todas formas, sus papeles en torneos intercontinentales no son un desastre total, recuerden que en el Mundial de Sudáfrica se fueron de la fase de grupos invictos con tres empates. En la lista de Anthony Hudson nos encontramos de todo, desde el goleador Chris Wood (Leeds United) hasta un portero que milita en la cuarta división alemana. Efectivamente, en la Confederaciones estará el gran Stefan Marinovic que juega en el Unterhaching. En la convocatoria también estará presente la leyenda neozelandesa Shane Smeltz. A sus 35 años está ya de vuelta, el delantero de origen alemán aporta el toque exótico ya que defiende los colores del Borneo FC. No nos gustaría ni poco defender los colores de ese club de Indonesia.

PORTUGAL (campeón de Europa) “Más allá de Cristiano”

CristoSi nos llegan a decir hace un año que Portugal estaría entre las campeonas continentales no nos lo hubiéramos creído, es lo que tiene la magia de Fernando Santos. Teniendo en cuenta la joven selección que lleva Alemania, el combinado luso es el gran favorito. En primer lugar por el gran estado de forma en el que llega Cristiano Ronaldo, pletórico tras lograr la Liga y Champions. Pero esta Portugal va más allá, es también los Bernardo Silva, Gelson Martins, André Silva o Nelson Semedo. Dos de ellos ya se han convertido en los fichajes del verano de Manchester City y Milan, los normal es que los dos restantes también se muevan en este mercado estival. Quien no estará es Renato Sanches, el que fuera figura de la Eurocopa y flamante fichaje del Bayern de Múnich, ya que jugará la Euro U-21. Esta Portugal mola, porque lo mismo te lleva futuras estrellas que a viejas glorias como Bruno Alves, Eliseu o Quaresma. Lástima que no asista Ricardo Carvalho.

MÉXICO (campeón de Norte América, Centro América y Caribe) “Eterna presión”

MárquezMéxico llega a Rusia tras vencer uno de los torneos más fascinantes del planeta: la Copa Oro. Posee más nivel que la Copa Oceanía, ya que Costa Rica o USA son selecciones de buen nivel. Luego, es verdad, uno se encuentra a Canadá, Cuba o Haití. Pura magia tropical. Se me ocurren pocas selecciones con más presión que México, a cada torneo al que acude la influencia mediática es terrible. No me gustaría estar en la piel de Juan Carlos Osorio, y menos aún sí el primer resultado no es favorable. Rafa Márquez continúa yendo convocado, tiene más años que las Pirámides de Teotihuacán. Esta generación mexicana tiene calidad más que suficiente como para dar un susto serio. Su bloque está basado en futbolistas “europeos” de gran calidad, como: Ochoa, Héctor Moreno, Diego Reyes, Layún, Vela, Marco Fabián o Chicharito Hernández. Está en un grupo complicado y quizá aún pese la goleada ante Chile, pero es el único de todos que sabe lo que es levantar la Confederaciones.

Grupo B:

CAMERÚN (campeón de África) “Sin los focos mediáticos de antaño”

AboubakarSon el campeón más reciente, en este mismo 2017 se alzaron con el máximo trofeo del continente africano. Los chicos de Hugo Broos dieron la sorpresa en la pasada Copa África, nadie contaba con ellos y finalmente conquistaron su quinto título. Es una generación sin una estrella clara, atrás quedaron los Eto’o, Rigobert Song, Geremi o Webó. De hecho, si cogemos la lista de convocados al gran público ni le sonarán el 90% de sus futbolistas. Y es totalmente lógico que no sepan sus nombres. ¿Quiénes destacan en esta Camerún? Sobre todo dos nombres: Vincent Aboubakar y André Onana. El delantero ha tenido un papel importante en el Besiktas, sus goles han ayudado en la conquista del título liguero. Por su parte, el portero Onana ha sido pieza clave en un Ajax que rozó la gloria en la final de la Europa League. No tienen ningún tipo de obligación, estamos convencidos de que no le pondrán las cosas fáciles a la campeona del mundo y la sudamericana.

CHILE (campeón de Sudamérica) “El éxito del bloque”

AlexisSi algo funciona no lo cambies. La selección chilena ha hecho de esta frase su máxima, siguen los mismos de siempre haciendo lo de siempre. Podríamos recitar su convocatoria de memoria desde hace unos cuantos años, ha ido sufriendo muy pocas alteraciones en las grandes citas. Siguen los Bravo, Medel, Isla, Vidal, Alexis o Vargas. Pizzi lo tiene claro, ya sabe cuál es la tecla de sus éxitos y no se vuelve loco. Es posible que no haya sido un gran año, en el plano individual, para muchos de sus jugadores. Sin duda el que más ha brillado ha sido Alexis Sánchez, en cambio al delantero no le han acompañado los resultados colectivos. Poco a poco deberán ir renovando a esta veterana plantilla, pero lo que está claro es que tienen cuerda para esta Confederaciones y el próximo Mundial. Se presentan en Rusia como el bloque más potente, no será sencillo eliminar a los chilenos. ¿Por qué no iban a ganar también este torneo?

AUSTRALIA (campeón de Asia) “Representan a Asia sin vivir allí”

CahillQuizá esta sea la gran curiosidad de la Confederaciones. El continente asiático no tiene un representante como tal, quien defenderá su fútbol es una Australia que ya ha participado en este torneo en otras ocasiones como parte de la confederación oceánica. Por lo tanto, habrá dos selecciones de Oceanía en Rusia. Ha quedado encuadrado en un grupo complicado, incluso Camerún está por encima de la propia Australia. El seleccionador Ange Postecoglou cuenta con una plantilla no muy experimentada, excepto Tim Cahill. Efectivamente, ahí sigue a sus 37 años el mito australiano. Si Rafa Márquez era más viejo que las pirámides, de Cahill podemos decir que su edad es idéntica a la del Ayers Rock. Pese a lo desconocidos que son varios de sus futbolistas, os sonarán el portero Ryan, Massimo Luongo o Robbie Kruse. Australia llegó a la final de 1997 ante la Brasil de Romario y Ronaldo, entre otros, quienes anotaron siete goles aquel día. Sí que os sonará, más que la actual, la delantera que llevaron los socceroos: Viduka, Kewell y Aloisi.

ALEMANIA (campeón del Mundo) “Joven maquinaria alemana”

DraxlerJoachim Löw ha apostado por llevar a Rusia a una jovencísima selección, y pese a ello es una de las grandes favoritas. Si observamos su fecha de nacimiento es posible que nos ofrezcan una sensación de inexperiencia, pero estaríamos totalmente equivocados. En la lista encontramos a ter Stegen, los ex futbolistas del Hoffenheim: Süle y Rudy, Emre Can, Kimmich, Younes, Werner o Draxler. El jugador del PSG es el que más experiencia tiene con la mannschaft y será la imagen de esta generación. El resto han realizado una magnífica campaña en sus respectivos clubes, son titulares en grandes equipos del continente. Alemania jamás ha logrado este trofeo y tienen calidad más que suficiente como para llevárselo a casa. Aunque sus jugadores sean prácticamente unos imberbes yo no descartaría a Alemania, de hecho apostaría a que están como mínimo en la final. Veremos qué tal le sale la jugada a Löw.