El futbolista del Manchester United Ander Herrera nos concedió una amplia entrevista que podéis leer íntegramente en el #Panenka68, correspondiente al mes de noviembre. Una charla desarrollada en la ciudad británica, donde la temporada pasada, el futbolista vasco formado en Zaragoza fue nombrado mejor jugador la temporada del club de Old Trafford. “Fue algo que me llevaré toda la vida conmigo. Estoy muy agradecido de todo lo que estoy viviendo aquí, pero lo que no voy a olvidar nunca es a su gente, porque son únicos”, comenta al respecto, añadiendo que le gustaría poder decir que “los aficionados del Real Zaragoza somos los mejores, pero es que los mejores del mundo son los del Manchester United. No voy a ver nada igual en mi vida”. Como zaragocista, expresa que le gustaría poder volver a su ciudad una vez retirado. “Soy de mi gente y allí tengo mi casa. Me gustaría, sobre todo, por la situación que ha atravesado el club en los últimos años, poder contribuir a ayudarlo”, señala. Como aficionado declarado del Zaragoza, no esconde que le hubiera gustado pasar toda su carrera en el conjunto aragonés, como parece que sí que conseguirá Andrés Iniesta en el Barcelona. “Me alegra mucho que Iniesta pueda acabar su carrera en el club donde debutó. Pero yo, como zaragocista, no he tenido la oportunidad de hacer toda mi carrera en La Romareda. Por temas económicos y porque, simplemente, no es lo mismo empezar tu carrera en el Barça, como Iniesta”, explica.

COMPRAR EN NUESTRA TIENDA

También tiene espacio en la charla para hablar sobre entrenadores con los que ha trabajado, empezando por el actual, José Mourinho, cuya imagen proyectada al exterior, explica, es distinta a la que se ve en el vestuario. “Mourinho es uno más. Se puede hablar de todo con él y es mucho más cercano de lo que parece delante de los medios. Asume ese rol para quitar un poco de presión y protagonismo a los jugadores. Protege al equipo”, aclara. Con el ex de Oporto, Inter, Chelsea y Real Madrid, el centrocampista ha jugado en varias posiciones. “Al mediapunta de un ‘grande’ le piden 15 goles. Y yo me considero, sobre todo, un futbolista útil. Si hay un hueco, hay que ocuparlo”, indica. De la mano del técnico portugués, el Manchester United culminó la pasada temporada alzando la Europa League después de apostarlo todo a esa competición. Un movimiento que el jugador español considera más que acertado. “Prefiero quedar 16º en la liga y ganar la Europa League que ser solo segundo. Mourinho se dio cuenta a tiempo y nos dijo que iríamos a por ella”, expresa. Hablando de técnicos, en su paso por el Athletic Club, también coincidió con Ernesto Valverde. “Siento una gran admiración por Valverde. Demuestra que se puede ser un gran entrenador siendo una grandísima persona”, indica Herrera, que también tiene palabras para Marcelo Bielsa: “Tiene que estar en el fútbol siempre, porque le hace bien a este deporte. Pero con él acabamos cansados física y mentalmente”. Sobre Marcelino, que le hizo debutar en Zaragoza, cree que “es el entrenador perfecto para cambiar la dinámica del Valencia. Tiene la valentía y el coraje para modificar lo que él cree que no funciona”.

LOCO POR EL FÚTBOL

En la entrevista con Panenka, Ander Herrera se descubre como un gran consumidor de fútbol. “No creo que llegue a friki. Simplemente me encanta este deporte, verlo, jugarlo, e intentaré alargar mi carrera lo máximo posible porque tengo la mejor profesión del mundo”, comenta, reconociendo que el fútbol, a veces, lo tiene que ver solo. “Hay que gente que no aguanta los partidos que yo veo. Entiendo perfectamente que no quieran ver conmigo un Lorca-Zaragoza. O un Oviedo-Tenerife, que lo enganché el otro día”.

UN DÍA CON ANDER

Es habitual que al centrocampista del United lo vengan a visitar a menudo colegas de toda la vida. Pero cuando fuimos nosotros quienes volamos a Mánchester para charlar con él, el futbolista se encargó de hacernos sentir como uno más de su cuadrilla. Atento y predispuesto, pasamos la tarde juntos en un acto organizado por su compañero Juan Mata -otro anfitrión de lujo-. Ya de noche, nos ahorró un billete de tren llevándonos al hotel en su coche. Así da gusto.