*Esta lista está extraída del #Panenka73, un número que puedes conseguir aquí.


1. AC Milan

El museo rossonero ya lucía dos de sus siete Copas de Europa cuando un escándalo de amaño de partidos les condenó a la Serie B. Ascendieron para precipitarse de nuevo en 1982, esta vez porque falló la apuesta… deportiva.

2. Atlético de Madrid

Tocaron fondo con el cambio de siglo, una plantilla repleta de talento y acompañados de otros dos ilustres: Betis y Sevilla. Los andaluces regresaron a la primera, pero el “añito en el infierno” rojiblanco tuvo prórroga y tal y tal.

3. River Plate

En 2011, el Millo sufrió la mayor humillación de su historia tras descender por primera y única vez. De visitar La Bombonera a recibir a Desamparados. Y no nos referimos a los hinchas ‘gallinas’.

4. Internacional de Porto Alegre

Diez años después de convertirse en campeón del mundo, el Clube do Povo se fue a la B. Regresó una temporada después, pero aquel año puso a más de uno Colorado.

5. Club Atlético Independiente

Ni el equipo más laureado de Sudamérica se libró del descenso. Fue hace cinco años tras caer ante San Lorenzo y con gol de Correa. Angelito…

6. Rangers FC

Los protestantes entraron en bancarrota ahogados por las deudas, precipitándose de un día para otro hasta la cuarta división escocesa con sus 54 ligas a cuestas. No les salvó ni Chuck Norris.

7. Ferencvaros

En 2006, el club más popular de Hungría vio atónito como le retiraban la licencia para jugar en primera por sus problemas de cash. Para volver a la élite hizo falta una buena dosis de ‘magiar’ financiera.

8. Dinamo Moscú

Fue uno de los cocos de la URSS bajo el paraguas del KGB, pero hace dos años, perseguido por las deudas y obligado a vender a sus estrellas, acabó sentenciado por un ex. Kokorin kolorado.

 

9. Manchester United

Seis temporadas después de ganar su primera Copa de Europa, los Diablos Rojos se fueron al hoyo tras pinchar en 32 de sus 42 partidos de liga. Aquel United fue un Man-chister.

10. Juventus

El Calciopoli no fue ningún juego, pero a la Vecchia Signora le costó un año en la casilla de la cárcel, 30 puntos de penalización y dos Scudetti.