Sin duda, todas las competiciones nacionales se encuentran en el momento más decisivo de la temporada. Para los amantes de la estadística y las quinielas, la estampa que nos brindan las diferentes clasificaciones ligueras nos dice mucho de lo que ha sucedido hasta hoy, pero quizá mucho más de lo que puede suceder en las últimas jornadas. Mientras algunos conjuntos ya gozan de esa tranquilidad tan poco estimulante de la media tabla, otros luchan con uñas y dientes para conseguir sus respectivos objetivos. En la parte baja, el drama, los que morirán en la orilla y los que desatarán la euforia por un porque el esférico decidió entrar. Pero en la parte alta, esa parte alta, se están brindando los duelos más feroces y despiadados de Europa. Mientras el misterioso mundo del marketing sigue empeñado en hacernos creer que el mejor fútbol femenino del mundo está al otro lado del charco, el viejo continente goza de los duelos más despiadados entre mujeres del planeta. Sino, echen un vistazo a los máximos competidores de algunas de las ligas con más importantes del momento. Y, sobre todo, disfruten del combate final que prometen en todas y cada una de ellas.

La Liga Iberdrola – Atlético Féminas vs FC Barcelona

Cuatro puntos separan las atléticas de las blaugranas en la lucha por la liga. Mientras el Barça se resiste a perder por segundo año consecutivo una liga de la que se había convertido amo y señor, el Atlético no da tregua en la competición regular. Sería su primera liga en sus 16 años de historia, un regalo para una afición que cada jornada responde mejor a su sección femenina. Ambos clubes tienen prácticamente asegurado su puesto en Europa el curso que viene, pero el cetro nacional será disputado hasta la última jornada.

En este duelo destacamos un nombre: Sonia Bermúdez, ex culé que volvió a su tierra con muchísimo fútbol aún en sus botas y a quien nadie es capaz de discutirle en el pichichi. 21 goles lleva en competición liguera y verla jugar es acudir a un recital de recursos técnicos.

La pugna también nos deja un momento para enmarcar: el 11 de diciembre de 2016. Fue el último encuentro que las enfrentó en liga, en el mismísimo Calderón, con un récord de asistencia de 14 mil personas que llevaron en volandas a su Atlético, que venció esa mañana de domingo. Para la vuelta y seguramente lo que será el desenlace final de la competición, habrá que esperar a la penúltima jornada. 14 de mayo, apunten esa fecha.

Division 1 Feminine – Olympique Lyonnaise vs Paris Saint Germain

Bendito duelo, el de la liga francesa. Decir que es probablemente la pelea por el título entre los equipos con más calidad en sus filas de toda Europa no resulta una barbaridad. Cuatro puntos separan también al primer y al segundo en el país galo, y el caso es que la del OL –de momento líder– y el PSG es una rivalidad que está llegando mucho más lejos de lo meramente deportivo. Dos presidentes, con sus respectivos potentes capitales – uno catarí y el otro local – pugnan con firmeza por tener el mejor equipo femenino de Francia (y de Europa), (y del mundo). Tanta es la fiebre que despierta desde hace unos años la sección femenina en estos clubes, que ambas escuadras reclutan en sus filas a las mejores jugadoras del planeta. El resultado, que también gobiernan en Champions y su selección nacional gana en calidad año tras año. De momento, encabeza la tabla un intratable OL, mientras que el PSG (con dos españolas en sus filas) se niega a volver a conformarse con la segunda plaza, algo que ya no es un consuelo después de los subcampeonatos de las temporadas 2011, 2013, 2014, 2015 y 2016.

Resulta tan difícil destacar una jugadora entre ambos equipos, pero nos quedamos con la historia del fichaje de Alex Morgan por el Lyonnaise. La cosa empezó cuando, con una admirable insistencia pública, el presidente Jean-Michel Aulas tuiteó a la jugadora su deseo de contar con sus servicios en su por entonces ya intratable OL. Previamente, el presidente ya había mostrado en petit comité que la americana era lo único que le faltaba a su exitoso club. Y, como a Aulas y su bolsillo hay pocas cosas que se le resistan, Alex Morgan estará hasta final de temporada, como mínimo, viviendo en Lyon.

La campanada en la liga la dio el PSG. Era el primer encuentro de la temporada entre ambos equipos y tuvo lugar en París el pasado mes de diciembre. El partido no fue excesivamente vistoso, pero con aquel 1-0 el PSG se metió en cabeza de la clasificación y el Lyonnaise perdió su primer partido en tres años.

Frauen-Bundesliga – Wolfsburgo, Turbine Postdam y Bayern Munchen

En Alemania, el culebrón resulta aún mucho más divertido, y es que la lucha por el cetro se amplía a tres protagonistas. Por un lado, el gigante Wolfsburgo, el único que fue capaz de bajar del trono al Olympique Lyonnaise en 2013 y 2014, que gobernó en la liga local con soberbia superioridad y se convirtió en Alemania y en el mundo entero en una referencia de profesionalización de la mujer futbolista y su preparación física. Ganó un triplete y dos Champions consecutivas, y durante esos años de gloria la ciudad de Wolfsburgo sacaba pecho de contar con la mejor jugadora del mundo nombrada por la FIFA, Nadine Kessler. Precisamente fue la retirada de ésta, la que marcó un punto de inflexión en el ser da la entidad, que no solo empezó a encontrar inalcanzable la inversión económica de sus vecinos franceses, sino que vio como en su propia liga el histórico Postdam se negaba a aceptar el segundo puesto a la vez que nacía un ansioso competidor: el Bayern de Múnich.

Las de Baviera, sin hacer mucho ruido, han protagonizado uno de los ascensos a la élite europea más admirables de los últimos tiempos. De hecho, son las vigentes campeonas y retienen en sus filas a la que, según la FIFA, es la segunda mejor jugadora del mundo por detrás de Carli Lloyd, Melanie Behringer. Por otro lado, el Turbine Postdam es, junto al Frankfurt, uno de los equipos más históricos de la Freuen-Bundesliga. Pese a que lleva cuatro temporadas relegado a un segundo plano por la irrupción de dos renovados conjuntos, volvió este verano dispuesto a recuperar su dominio en la que seguramente es la liga más competida del viejo continente. A día de hoy, la situación es la siguiente: el Wolfsburgo lidera la tabla con un punto sobre el Postdam, que tiene un partido menos y los mismos puntos que el Bayern, que ocupa la tercera posición. El desenlace, promete ser, cuanto menos, divertido.

Anja Mittag. Es cierto que la Bundesliga está viviendo un verdadero despunte de una nueva generación de prometedoras jugadoras, pero, a día de hoy, cuesta encontrar en nuestras fronteras una jugadora que represente lo mismo que esta goleadora para Alemania. A sus 31 años, no solo ha roto varios récords goleadores, sino que se ha convertido en sinónimo de gol para su exitosa selección. Aunque vaya perdiendo protagonismo sobre el terreno de juego, es curioso que se encuentre inmersa en esta ferviente lucha por el título liguero defendiendo a capa y espada el Wolfsburgo contra el Turbine, el equipo de su vida y con el que ganó cinco ligas y dos Champions.

Este año ha significado el retorno del Postdam. Pocos superan en historia y títulos a este conjunto formado en la antigua RDA, pero la verdad es que en los últimos años ha visto demasiadas veces su orgullo dañado. Esta temporada va muy, muy en serio y prueba de ello son dos victorias clave en este curso. La primera, el 11 de diciembre de 2016, cuando una victoria sobre el Bayern les cedió el liderato. La otra, un amistoso el pasado 6 de febrero, cuando derrotaron al todopoderoso City, que no perdía desde abril.

Este es el mapa futbolístico de Europa a pocos meses de terminar la liga regular, competición en la que quedar primero resulta mucho más que ganar un título: en demasiadas ocasiones, significa existir para el resto del mundo, entrar en un 11 ideal de la FIFA y nutrir las mejores selecciones del planeta. Si así se presenta el desenlace de tales ligas, imagínense cuando en Inglaterra y Suecia se implante el calendario de invierno.