Hay imágenes que el fútbol ha ido dejando atrás a lo largo de su historia. Eso de ver a un futbolista con aspecto de cuarentón y que bajo su camiseta se esconda algún kilo de más, fruto de su pasotismo alimenticio, es solo un recuerdo de otro fútbol que ha pasado a mejor vida. Hoy en día el aspecto físico tiene una importancia vital en la carrera de los futbolistas: ya no basta con el talento para dominar el juego, tienes que acompañarlo con otras facetas ajenas a las habilidades que reúnan tus pies. Los jugadores tienen que estar preparados para aguantar un sobrecargado calendario. La temporada, entre ligas, copas y otras competiciones, de 50 encuentros ya no baja y los partidos se han convertido en pequeñas maratones que obligan a los futbolistas a desafiar constantemente sus capacidades atléticas. Tienen que estar en forma para aplicarse al 100% en cada lance del juego.

No todo es esa chilena acrobática, ese regate que humilla al defensor, ni el pase imposible que atraviesa un mar de piernas para llegar a su destino. En el fútbol, el talento es importante, pero el esfuerzo y el trabajo son intangibles esenciales para llegar a lo más alto. Si no fuera por la dedicación física y mental de los futbolistas, no sabríamos absolutamente nada de ese tal N’Golo Kanté del que dicen que ‘solo’ tiene dos pulmones aunque cueste creerlo. Tampoco conoceríamos a portentos físicos del tamaño de Paul Pogba ni a delanteros incansables como Luis Suárez, capaz de incordiar a la defensa enemiga durante 90 minutos sin pausa. ¿Qué importaría la habilidad de Gareth Bale en su zurda sin pararnos a pensar en la evolución física del ‘Expreso de Cardiff’? Del chaval enclenque que prometía con sus primeras arrancadas por la banda de White Hart Lane, a convertirse en una bestia que aúna fuerza, velocidad y potencia pegado a la cal del Bernabéu.

 

 

 

 

Con el lanzamiento de unas nuevas zapatillas, adidas ha escogido a Gareth Bale como una de las caras visibles de las AlphaBOUNCE Beyond, un revolucionario diseño del calzado para la práctica del running. Y es que las virtudes running se han descubierto como un complemento ideal para la mejora de otros deportes, como el propio fútbol. Así, este nuevo producto de la multinacional alemana incorpora las mejores tecnologías: se ajusta al pie gracias al upper de una sola pieza, que consiste en una malla transpirable construida con material de punto de una pieza y con refuerzo; la comodidad en cada pisada se debe a la tecnología BOUNCE, que aporta mayor amortiguación al impacto; y, por último, la suela Continental aporta una mejor sujeción en todo tipo de terrenos, tanto húmedos como secos.

Junto al futbolista galés, deportistas como Caroline Wozniacki, James Harden, Damian Lillard o Beauden Barrett también se han unido a la campaña ‘Run The Game’. Desde la pista rápida del Open de Australia hasta la moqueta verde del Santiago Bernabéu, pasando por los parqués de los Houston Rockets o de los Portland Trail Blazers, las zapatillas AlphaBOUNCE Beyond, pensadas e ideadas para no-runners, pueden convertirse en el complemento ideal para un deportista que busca superarse día a día. “El running es una pata fundamental en mis entrenos y es lo que me da ventaja cuando compito. Después de aumentar las sesiones de running, he notado la diferencia en mi estilo de juego”, destaca la danesa Caroline Wozniacki.

La exigencia física en el mundo del deporte profesional cada vez es más grande, así como útiles son las cualidades atléticas que tiene uno para marcar la diferencia. Pero al mismo tiempo (por suerte) la tecnología también avanza, y cada vez hay mejor material y más propuestas innovadoras de entrenamiento que te permiten evolucionar y adaptarte a los tiempos que corren. Así pues: ¿por qué no iba a aprovecharse el fútbol de ello?