La Antiga Fàbrica Estrella Damm de Barcelona ha vestido este viernes sus mejores galas para celebrar la entrega de la Bota de Oro a Lionel Messi, el máximo goleador de la pasada temporada en todas las ligas europeas. Los 37 tantos que anotó el delantero del Fútbol Club Barcelona en La Liga 2016-2017 le han permitido recoger por cuarta vez en su carrera este galardón.

El futbolista argentino, acostumbrado a demoler cualquier registro goleador, volvió a demostrar el pasado curso su facilidad para ver puerta jornada tras jornada. Como se puede observar en la siguiente infografía, únicamente en once ocasiones Leo Messi enfiló el túnel de vestuarios sin tener fortuna de cara a puerta. En el resto de encuentros, en cambio, pudo festejar dos tantos en 13 partidos y sumó un gol en otros once duelos de La Liga. La gran mayoría de sus goles, 30 de ellos, tuvieron el sello de una zurda imparable y el resto, se repartieron entre su pierna menos hábil -seis tantos- y un testarazo.

En la gala, dirigida y presentada por Juan Ignacio Gallardo y Edu García, el protagonismo no fue exclusivamente del ganador de la Bota de Oro. Como si de un traspaso de poderes entre goleadores se tratase, Luis Suárez, el socio de Leo Messi en el ataque del Barcelona, ha sido el encargado de entregarle el premio a su compañero.

Desde 2010, cuando Lionel Messi se adjudicó su primera Bota de Oro al alcanzar la cifra de 34 goles, la Antiga Fàbrica Estrella Damm ha sido un anfitrión habitual del acto, viendo levantar en seis ocasiones el premio al máximo goleador del fútbol europeo. Dos años después, en 2012, el argentino volvió a acudir a la fábrica de la cervecera catalana tras dejar unas cifras de récord, 50 goles en ese curso. Y el tercer galardón para el ’10’ azulgrana llegó justo un año después, tras anotar 46 goles en La Liga.

Por su parte, Luis Suárez ha sido el otro gran protagonista de las galas celebradas en la fábrica cervecera en estos últimos años. El primero lo recibió en 2014, aún en su etapa como futbolista del Liverpool, cuando llegó hasta la cifra de 31 goles en la Premier League, compartiendo el premio con Cristiano Ronaldo. El segundo y último galardón para el uruguayo fue el año pasado, ya como azulgrana, después de sumar 40 goles en la competición doméstica.