Impulso creativo de los imprescindibles Violadores del Verso, en solitario publicó recientemente su nuevo y muy notable disco, El círculo. Con él, del que la prensa dijo que era “uno de los críos más interesantes de la cantera futbolísitca aragonesa”, el mundo perdió a un buen futbolista pero ganó a un gran MC. Quién sabe, Javier Ibarra Ramos podría haber sido el delantero de su amado Real Zaragoza; sin embargo, a golpe de rima, ha acabado impartiendo magisterio en la escena rap estatal.


 

Jugar a fútbol es lo más divertido que hay. Cuando juego, además de revivir mi infancia, mi mente se relaja. Durante un partido, pendiente del balón, ningún otro pensamiento invade mi cabeza. Para mí, esto es salud. La sensación de tranquilidad que te queda después de la ducha es de las mejores que hay.

***

Ser de un equipo pequeño implica muchas tardes de sufrimiento y también muchas emociones. Para los que hemos visto al Zaragoza disputar grandes competiciones europeas, es muy duro estar tantos años en Segunda División. Ahora mi sueño como zaragocista es volver a Primera División, de donde nunca tuvimos que movernos. ¡Somos la quinta ciudad más poblada de España! Pero estemos donde estemos, el sentimiento no se puede cambiar, y nos emocionamos más si cabe con los partidos de promoción y salvación.

***

Recuerdo que cuando era crío, en el último cuarto de hora de cada partido abrían las puertas de la Romareda y te dejaban pasar gratis. Así fue como vi por primera vez al Zaragoza. Acompañaba a mis padres a buscar a mi hermano, que ya era socio del infantil, y veíamos los últimos minutos. Tengo que reconocer que actualmente no voy con tanta asiduidad.

***

Cuando Nayim marcó el gol de la Recopa me convencí que Dios existía y que había sido obra suya. Otro recuerdo muy guapo que guardo del Zaragoza es el 6-3 que le metimos al Dream Team del Barça en el ’94. En ese partido el ‘Paquete’ Higuera marcó un golazo fantástico de vaselina.

***

Mi ídolo futbolístico siempre fue Paolo Futre porque era zurdo y rápido como yo. Simpatizaba con ese Atlético de Futre, Aguilera, Schuster… Otros jugadores que me han gustado mucho son Laudrup, Ronaldinho, Romário, Okocha, Djalminha, Ronaldo, Koeman, Iván de la Peña, Arconada, Esnaider, Milosevic, Rubén Sosa… La lista es infinita, si me pongo a enumerar futbolistas que me gustan no acabo.

***

Dicen que era bueno pero el caso es que crecí rápido. Era más alto y tenía más potencia para correr que el resto de los críos, y por aquel entonces este tipo de futbolistas atraían a los ojeadores. Jugaba en el Vadorrey, el equipo de mi barrio, cuando me llamaron del Real Zaragoza. El primer día en cualquier sitio suele ser duro porque no conoces a nadie, pero en ambientes de competitividad y cierto clasismo aún es más frío. No sé qué me esperaba, pero después de dejar algún destello de calidad en los partidillos de entrenamiento, al cuarto día de no hablar con nadie y que nadie me hablara, decidí volver al Vadorrey. En el barrio estaba muy bien.

***

Añoro aquellos días de entrenamiento y partido los fines de semana. Antes de dormir me gusta imaginarme y recordar viejos goles. Es un método genial para coger el sueño. Ahora juego todos los lunes en una liga de fútbol siete y en breve empiezo a entrenar con otro equipo. Y la verdad es que también me gusta dormir rememorando alguna jugada del partido de la semana. Digamos que estoy renovando el archivo con nuevos datos.

***

Si tuviera que dedicarle un tema a un futbolista, este sería Cote del Villarreal, gran defensa y mejor amigo nuestro. Carlos Diogo también es amigo y seguidor, lo mismo que Sergio Álvarez del Sporting de Gijón, que creo que también nos escucha. Y luego está Pinto, el antiguo portero del Barça, otro amigo además de rapero.

***

Más allá de que un buen partido es un gran espectáculo, hay pocas cosas que unan más a la gente que el fútbol. Esa es una de sus grandes virtudes. Aun así, cada vez lo veo más vacío de argumentos y mercantilista. Por no hablar de la prensa, especialmente de esos programas de televisión en el que todo es amarillismo, dando importancia a tonterías irrelevantes e ignorando por completo los goles y las jugadas destacadas, que son la esencia de todo lo que nos gusta.

 


Esta entrevista está extraída del #Panenka59, un número que todavía puedes conseguir aquí.