Hooligan fue considerada la mejor primera novela en Alemania en 2016. Una historia con el fútbol como telón de fondo. Por desgracia, muy de fondo. El protagonista de la obra de Philipp Winkler (Hannover, 1986) es Heiko, narrador con el suceder de las páginas.

Heiko es un joven aficionado del Hannover 96 que, a lo largo de la obra, va contando su vida, sus problemas familiares, sus crisis personales y los pormenores de su faceta como hooligan. Peleas clandestinas gracias a las citas programadas mediante las nuevas tecnologías. El estadio ya no es el escenario de dichas trifulcas.

¿Cómo conoció Philipp el mundo hooligan y cómo se informó al respecto?

Yo conocí el fenómeno del hooliganismo durante años, ya que algunos amigos estaban activos en este mundillo. A ello se une mi interés por el fútbol. A mí siempre me han interesado en la sociedad los extremos, los márgenes o zonas oscuras. Si tomamos al fútbol como sociedad, los hooligans son considerados esta zona oscura. Cuando empecé a escribir el libro ya estaba más informado que la media sobre el tema, me documenté entre cinco o seis meses antes de escribir la primera palabra.

 

“A mí siempre me han interesado los extremos de la sociedad, los márgenes o zonas oscuras”

 

En el libro, Kai, compañero de Heiko en las peleas, cursa empresariales, aunque en su ‘otra’ vida es un combatiente convencido y consumidor de cocaína. Todo va cambiando para un grupo de amigos que van perdiendo poco a poco su pasión por el fútbol y se centran en otro tipo de matches, como se conocen a estas quedadas con ultras de otros clubes. Axel, tío de Heiko y regente de un gimnasio, fue el cicerone de su sobrino en un universo de peleas que es la vía de escape de todos ellos, aunque también el generador de frustraciones y embrollos.

¿Qué relación tienes con el fútbol?

En Hannover no iba al estadio y ahora vivo en Leipzig y sí que voy al fútbol de vez en cuando. Soy seguidor de un equipo de quinta división que se llama BSG Chemie Leipzig, que tiene mucha tradición en Alemania del Este, no tanto como el Lokomotiv de Leipzig

Precisamente Winkler está de enhorabuena, ya que el conjunto de Leipzig disputará la cuarta categoría alemana en la campaña 2017/18.

La pregunta era obligada. Viviendo en Leipzig y apoyando a un equipo humilde, ¿cómo ve la gente de la ciudad el proyecto del RB Leipzig?

La gente que podríamos llamar tradicionalistas del fútbol veían con escepticismo a este equipo. Hace años, cuando estaba en Tercera, todos sabían cómo iba a acabar la historia, con un equipo lleno de dinero. Había una cierta aversión hacia el club. Ahora que ha triunfado todos están contentos y piensan en recibir al Real Madrid o al Atlético. Hay un gran número de personas que se han cambiado de chaqueta.

Con las ideas claras en lo editorial y en lo futbolístico, Philipp asegura que su siguiente novela (ya comenzada a inicios de 2016) no tendrá nada que ver con el fútbol, pero sí que es cierto que seguirá ligado al mundo de la pelota al ser coordinador de una serie de televisión que versará sobre el fútbol. Estaremos atentos.

COMPRAR EN NUESTRA TIENDA