Los futbolistas ya no anuncian sólo bebidas azucaradas, alitas de pollo y las maquinillas de afeitar. Ahora son la cara visible y hasta los cerebros de las empresas tecnológicas y los productos digitales. Los jugadores ya no sólo compiten por el Balón de Oro. También lo hacen por aparecer en las portadas de juegos como el Pro Evolution Soccer o el FIFA de EA Sports. Y el negocio digital es una buena forma, por otra parte, de diversificar sus inversiones. En Estados Unidos, deportistas de primer nivel como Carmelo Anthony, Stephen Curry, LeBron James, Deker Jeter, Joe Montana o Shaq O’Neal han financiado a través de sus multimillonarios contratos diferentes startups tecnológicas. Hace unos meses, el Wall Street Journal informaba que el ya retirado jugador de los Lakers, Kobe Bryant, lanzaba un fondo de capital riesgo para invertir en empresas tecnológicas y de medios. Nada más y nada menos que 100 millones de dólares junto al inversor Jeff Stibel.

En este sentido, el mundo del fútbol no es un mundo aparte. Zoome, una empresa digital, ha promovido al futbolista Ronaldinho como su principal embajador. La fama del brasileño sirve para impulsar este servicio de televisión online y aplicación de redes sociales. No es la primera incursión del ‘Gaúcho’ que cuenta con emojis, un app como ‘Ronaldinho Super Dash’ y que se asoció con Luis Figo y Louis Saha en la promoción de aplicaciones móviles para detectar nuevos talentos. Saha, ex internacional francés del Mánchester United, tiró de su experiencia para fundar la sociedad Axis Stars, que quiere poner la tecnología al servicio de los deportistas ofreciéndoles una plataforma digital que les ayude durante y después de su carrera.

David Beckham hizo lo propio con una app de live streaming británica, MyEye, que competía en 2015 con Meerkat y Periscope.

“El jugador más buscado de Internet soy yo”

A mediados de este año, Cristiano Ronaldo lanzó una app para hacerte selfies con el portugués. CR7 Selfie, es una app que ha sido desarrollada y tiene un coste de 1,99€ (que irán destinados a ‘Save the Children’). El delantero madridista, además de hoteles o mantas, sabe de la importancia de Internet. Ya se sabe… “El jugador más buscado de Internet soy yo”, dijo no hace mucho. Su ‘sueldo’ como delantero, 32 millones de euros, ya está casi igualado por sus ingresos publicitarios. Nike, Herbalife, Banco Espíritu Santo, Kentucky Fried Chicken, Armani, Castrol y Fly Emirates son algunas de las marcas que han contratado al astro luso como imagen. Konami, con Pro Evolution Soccer, se une a estas marcas, así como el fabricante de móviles chinos ZTE.

[+] Las Marcas de Cristiano Ronaldo

Según Palco 23, “Cristiano Ronaldo es el sexto deportista que más cobra por patrocinios en todo el mundo, con 26 millones de euros. Cristiano Ronaldo es el sexto deportista que más cobra por patrocinios en todo el mundo, según Forbes. Sólo le superan Roger Federer, Tiger Woods, Phil Mickelson, LeBron James y Kevin Durant“.

Por su parte, Lionel Messi también genera millonarios ingresos en el ámbito digital. Huawei será el nuevo patrocinador del argentino, que ha abandonado a Samsung.

La asociación de Messi con la marca china se ha producido después de las incorporaciones de James Rodríguez, Alexis Sánchez y Robert Lewandowski para crecer en Colombia, Chile y Europa Central, respectivamente.

En la lista de Messi figuran Adidas, como principal socio, seguido por, Ooredoo, Turkish Airlines, EA Sports, Gilette, Pepsi, Audemars Piguet, Head & Shoulders y Space Scooter en la categoría de sponsor global.

Empresarios 2.0

La inmensa mayoría de los futbolistas actuales tienen una relación nativa con los medios sociales. Son hábitats naturales en detrimento de los medios de comunicación y los canales oficiales de los clubes. Pero los cracks del balón también son cracks digitales. En el caso de Gerard Piqué, su acercamiento a la tecnología es también su modelo de negocio. Piqué fundó Kerad Games en 2011, una solvente startup con la que ha abordado el mundo del gaming a través de juegos para smartphones como Golden Manager o Trivia League, recién estrenado y en las primeras posiciones en las tiendas de descarga.

La moqueta verde de la oficina de Kerad Games en Sant Joan Despí da continuidad a la vida deportiva del central azulgrana. Pero para nada es un terreno extraño. Ya son normales las cenas de Piqué y Shakira con Mark Zuckerberg y su esposa, Priscilla Chan, en pleno Mobile World Congress de Barcelona. No pasan desapercibidas sus visitas a la sedes de Twitter (San Francisco) o Rakuten (Tokyo). Y a nadie, por supuesto, le extraña que su diplomacia haya servido para la empresa japonesa sea patrocinador del Barça a razón de 55 millones de euros por temporada, a partir de julio de 2017.

De hecho, Rakuten empezó a orbitar en el entorno blaugrana en una cena en San Francisco en 2015, en plena gira de verano en Estados Unidos. Desde entonces, Hiroshi Mikitani, propietario de Rakuten, mantiene una excelente relación con Gerard Piqué.

En definitiva, lo que intentan todos estos futbolistas es asegurar sus inversiones en un sector en alza como el de las nuevas tecnologías. Ya no vale dominar la Red o ser el más conocido a través de Google. El dominio también significa negocio.